Dracena: cuidados y cultivo

Última actualización: 28.11.22

 

En la decoración de interiores y exteriores las plantas siempre han jugado un papel importante según el gusto de cada persona. Entre las muchas opciones, el género de las dracenas es fácil de cuidar y ofrece arbustos bonitos y resistentes, que servirán para decorar diversos espacios tanto dentro como fuera del hogar.

 

Dracaena es el nombre con el que se conoce a un género de la flora que engloba un aproximado de 40 especies de arbustos suculentos y árboles. Muchas de sus especies crecen en entornos salvajes y pueden ser de gran tamaño, pero la crianza selectiva ha permitido traer la belleza del género a la decoración doméstica.

En este contexto, hoy en día la dracena es una de las especies de plantas más solicitadas para complementar la decoración de jardines, entradas, pasillos, salas de estar y más. Aparte, cabe destacar que puede ser cultivada en casa, e incluso trasplantada, para que puedas tener todas las que quieras.

 

Tipos de dracenas

Para que puedas identificar fácilmente los diferentes tipos de dracenas, ahora te ofrecemos una selección de las especies más conocidas, junto a sus características:

 

  • Dracaena Marginata

Si quieres tener en casa una dracena, puedes optar por la dracaena marginata, sus cuidados son de los más sencillos, gracias a la tolerancia y adaptación de la planta. Es nativa de la Isla de Madagascar y puede crecer entre los 3 a los 5 metros de altura. Aparte, la dracena marginata es de las más usadas en decoración de interior.

 

  • Dracaena Fragans

Este tipo de dracenas se encuentra dentro de las caracterizadas por tener hojas estriadas. Su altura aproximada es de 1,2 metros, aunque puede crecer más y la extensión de sus hojas alcanza los 45 centímetros, siendo una planta de interior imponente y bonita.

 

  • Dracaena Australis

Se trata de una especie originaria de Nueva Zelanda, que puede crecer hasta los 5 metros de alto en cultivo y hasta los 20 metros en entornos salvajes, según el clima. Puede soportar estar en ambientes fríos y su estética es llamativa, con hojas oscurecidas verdes, duras y arqueadas en caída natural.

 

  • Dracaena Goldieana

Procedente del continente asiático, la D. Goldieana presenta hojas llamativas con patrones de líneas plateadas y diferentes tonalidades de verde. Es un tipo de arbusto pequeño que no suele superar los 30 centímetros de altura, pero representa un reto de cultivo un tanto exigente.

 

  • Dracaena Draco

El arbusto D. Draco es originario de las Islas Canarias, pudiendo crecer y superar los 9 metros de altura debido a las condiciones climáticas. En España su tamaño aproximado es de entre 1,5 a 2 metros de altura. Tiene hojas rígidas de color verde azulado y se destaca por estar dentro de las especies más longevas de las dracenas.

 

  • Dracaena Godseffiana

Es una planta nativa de la isla del Congo y puede ser cultivada en macetas de tamaño mediano. Crece a una altura aproximada de 60 centímetros con una extensión de 40 centímetros, debido al tamaño de sus hojas, que presentan patrones irregulares de motas color crema sobre un fondo verde oscuro.

 

  • Dracaena Sanderiana

Contando con orígenes tanto en Camerún como en África Ecuatorial, la D. Sanderiana es un arbusto de crecimiento lento, pero con una estética bastante particular y llamativa. Sus hojas son de color verde brillante y tienen un borde ondulado que les da una forma cerrada. Puede crecer hasta casi 1 metro o incluso más y su extensión es de 40 centímetros.

 

Cultivo de Dracenas

Si te has interesado por aprender a cultivar la planta en casa, ahora te indicaremos qué métodos y consejos debes seguir, ya sea que la vayas a tener en interiores o en exteriores:

 

  • En el interior

Prepara cualquiera de tus macetas libres y pon una cama de piedras pequeñas en la parte inferior, que funcione como drenaje para el agua. Después, llena el contenedor con tierra negra y compost mezclado en 1/3 partes. Haz un agujero en el centro para colocar el cepellón y rellena con más tierra, mientras presionas hacia abajo para que se compacte. Finaliza todo con una sesión de riego y pon la maceta a la luz.

 

  • En el exterior

Ve a tu jardín y cava un agujero lo suficientemente profundo para trasplantar la dracaena según su tamaño. Puedes también aplicar grava o piedras pequeñas en el fondo para ayudar con el drenaje e instala tu planta en su lugar llenando todo nuevamente con una mezcla de la misma tierra de jardín y compost. Riega hasta que se humedezca y listo.

Cuidados de la Dracena

Ahora te ofrecemos una serie de consejos generales sobre el cuidado de la planta dracena para que puedas asegurarte de proporcionarle todo lo necesario y así garantizar que crezca sana y fuerte:

 

  • Riego

En el aspecto del riego, la dracena generalmente suele requerir un ritmo y cantidad moderada que, a su vez, dependerá de la estación del año. En climas fríos o en invierno, por ejemplo, requerirá de riego cada 20 días, mientras que en verano será cada 10 días. Hay que tener cuidado de no ahogar la planta y esperar a que toda el agua sea absorbida antes de añadir más, ya que puede pudrirse fácilmente.

 

  • Luz

Algo que también debe ser muy cuidado en el cultivo de las dracenas es la luz, ya que, aunque la planta requiere de luz solar, no se recomienda que lo reciba directamente debido al riesgo de que se quemen las hojas. Si tu dracena va a estar en el exterior, debe haber una temperatura de entre los 18 °C a los 20 °C y estar colocada en un rincón estratégico.

 

  • Abono

El tiempo de mayor desarrollo y crecimiento de la dracena es en primavera y en verano, por lo que es cuando se aconseja añadir fertilizantes y abono. Es importante que contenga muchos nutrientes y puede ser añadido cada 20 días durante la época.

 

  • Multiplicación

Para multiplicar la dracena, solo deberás esperar a que alcance el tamaño adecuado para cortar un esqueje de tallo con hojas. Este corte debe ser en seco y plantarse directamente en la maceta ya preparada. Además, es recomendable podar las hojas si tiene muchas para facilitar la transpiración de la planta.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS