¿Cómo plantar tomates en maceta?

Última actualización: 28.11.22

 

Para darnos el gusto de saborear unos ricos tomates dulces cultivados y madurados en la propia planta, no es indispensable tener un gran terreno o huerto. Podemos plantar tomates en casa fácilmente en una maceta; por lo que solo será necesario disponer de un balcón, terraza o un pequeño jardín.

 

El tomate llegó a Europa cuando los conquistadores españoles lo trajeron de América en el siglo XVI y aunque inicialmente fue considerado como una planta ornamental, hoy en día es una de las hortalizas más populares del mundo. También es de las más fáciles de plantar y de reproducir, razón por la cual todos podríamos tener una planta de tomate en casa cultivada en una maceta.

El nombre científico del tomate es Solanum lycopersicum. Se trata de una planta rastrera de flores amarillas, produce frutos de diversos tamaños y formas (para ensalada, de pera, de rama, de colgar, Cherry o tomate cóctel y más). Aunque los tomates rojos son los más conocidos, también existen variedades en tonos amarillos, verde oscuro y rosados.

 

Técnicas de cultivo

Para aprender cómo sembrar tomates, se debe conocer la clasificación de esta planta según su ritmo de crecimiento: de crecimiento limitado o determinadas y de crecimiento ilimitado e indeterminadas. Las primeras son tupidas, pequeñas y su altura usualmente no sobrepasa los 150 cm; mientras que el segundo grupo se refiere a tomateras tipo enredadera, pudiendo alcanzar aproximadamente los 3 m de altura.

¿Cómo plantar tomates? El cultivo de tomates puede realizarse bien sea a partir de plantones o también por medio de semillas, siendo ambas técnicas recomendadas por sus buenos resultados.

 

  1. Por plantones

Los plantones son una variante de la planta joven, especialmente preparados para trasplantar y para saber cuándo plantar los tomates, se recomienda esperar a que tengan entre cuatro a cinco hojas. Así mismo, con esta técnica de cultivo es aconsejable dejar una distancia entre tomateras de 40 a 50 cm, a fin de brindar espacio suficiente para su óptimo crecimiento.

Aunque una tomatera en maceta puede prosperar sin problemas; en el caso de plantones, mejor si se cultivan en amplios contenedores que le permitan desarrollarse de una manera adecuada.

  1. Por semillas

Las semillas de tomate pueden adquirirse en una tienda especializada o en un vivero. Es importante antes de la compra, cerciorarse de que estén frescas, que provengan de una marca reconocida y que sean de la variedad de tomate que se desea cultivar. También se pueden recolectar de algún tomate que se haya comprado.

En tal sentido, para esto solo se debe elegir un ejemplar de la fruta que este maduro y sano. Se corta a la mitad y con una cucharilla se extraen las semillas, se ponen en un colador, se lavan en el grifo para retirarles los restos de adheridos de tomate y después se secan con un papel de cocina.

Una vez que las semillas estén secas se extienden sobre un plato y se dejan al aire libre. Luego se pueden sembrar o etiquetar en un bote para conservarlas en un lugar fresco, seco y protegido de la luz.

 

La siembra

Por ser la tomatera una especie que se comporta como una planta perenne que prefiere el clima cálido, en los casos de regiones con clima templado su siembra y cultivo debe realizarse preferiblemente durante los meses de primavera y verano.

Es importante seleccionar para esta labor una maceta con un óptimo drenaje y adecuada según la variedad de tomate que se va a plantar. Se rellena con tierra de cultivo o sustrato, dejando 5 cm libres; luego se procede a alisar la superficie y se colocan sobre ella las semillas separadas una de la otra.

Las semillas se deben presionar cuidadosamente para que se adhieran bien y luego se cubren aproximadamente con 4 cm de tierra.

 

Los cuidados del tomate

Es aconsejable realizar la siembra en un entorno con excelente iluminación, ya que se trata de una planta que exige luz solar. Así mismo, regar los tomates es fundamental. Para ello se puede utilizar una regadera con alcachofa y después se cubre la maceta con un cristal para atrapar la humedad. Una vez que las plantitas empiezan a surgir, se debe retirar la tapa de cristal del semillero.

Para que el desarrollo de la planta prospere, es fundamental que la temperatura ambiental oscile durante el día entre 20 y 30 ºC y durante la noche puede estar en un rango desde 1 a 17 ºC. Si la maceta permanece en un lugar con una temperatura inferior a los 10ºC, la planta de tomate no crecerá.

Cuando la tomatera está bien establecida se recomienda dejar que el sustrato seque entre riegos y mantener el abonado durante la etapa de producción. Además, se debe considerar podar los tomates cada vez que se requiera, quitando los brotes laterales.

Algunas variedades de tomates para macetas

Cuando se trata de plantar un semillero de tomates, se deben elegir las mejores variedades. Aunque el tomate es una planta de cultivo fácil, lo cierto es que algunas especies resultan más sencillas que otras. Por esto, para cultivar una tomatera en maceta lo mejor es seleccionar variedades compactas, de carácter determinado y más pequeñas.

 

  1. Tomate Green Zebra

Esta especie posee uno de los mejores sabores en fresco y se trata de una variedad gourmet. Resulta idónea para plantar en macetas, a pesar de ser una variante con carácter indeterminado. Por esta razón, es importante conocer cómo entutorar tomates; ya que será necesario aplicar esta técnica junto con la poda. Necesita macetas de al menos 25 litros.

 

  1. Tomate Corazón de Buey

Se trata de una planta compacta que se adapta perfectamente a macetas de 20 litros. Genera toda su cosecha a la vez, produciendo tomates de excelente sabor y de gran tamaño.

 

  1. Tomate cherry tipo cocktail

Para plantar tomates cherry en macetas se necesita que esta disponga de una capacidad de 15 a 19 litros. Es una especie de tomate tipo cocktail que se desarrolla en forma de arbusto; para controlar su crecimiento es recomendable podar la tomatera periódicamente, cortando su tallo y manteniendo su altura cerca de un metro.

 

  1. Tomate pera

Este tomate tipo pera o roma pertenece a una variedad determinada y pequeña, recomendada para macetas. Es capaz de resistir al calor y prospera en diversos climas.

Bien sea que se siembren las semillas o los plantones; tener tomates frescos en casa es posible cultivándolos en una maceta. Solo se deben seguir estas sencillas recomendaciones.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS