¿Cómo plantar fresas?

Última actualización: 07.10.22

 

Al ser la fresa uno de los frutos preferidos para hacer principalmente recetas de postres, además de combinar bien con ingredientes como crema batida o chocolate, es común encontrarla en tiendas, supermercados y viveros. No obstante, hacerla crecer en casa no es una tarea tan difícil como se podría imaginar.

 

La fresa es un fruto conocido también como fragaria o frutilla que proviene de la planta que lleva su mismo nombre. Esta pertenece al género de las que son catalogadas como plantas rastreras, considerando su estilo de crecimiento.

En cuanto a la experiencia que ofrece al paladar, la fresa cuenta con un cuerpo jugoso que, al morderlo, puede comenzar a deshacerse en la boca dejando un sabor que varía entre ácido y muy dulce. Esta combinación resulta atractiva para muchas personas, por lo que es bastante popular su consumo y hay gran variedad de recetas disponibles.

Por otro lado, cabe destacar que pueden ser fácilmente plantadas en casa si quieres disfrutar de tu propia cosecha de fresas. No obstante, antes de poder comenzar, deberás elegir el tipo que desees hacer crecer.

 

Tipos de fresas

Aunque existen actualmente más de 1.000 tipos diferentes de fresas, debido a las combinaciones híbridas que se han creado, tres de ellas destacan por estar entre las más comunes al ser fáciles de hallar en los sitios mencionados anteriormente:

 

Fresa Mariguette

La fresa Mariguette es la más común de todas. Es jugosa, muy sabrosa y de las más usadas para sembrar, ya que puede florecer varias veces, para proporcionar mayor cantidad de frutos.

 

Fresa Charlotte

Esta alternativa no es muy fácil de hallar en supermercados, por lo que quizá debas acudir a viveros si quieres plantarla. Su fruto tiene el tamaño medio entre las mencionadas y pueden cosecharse a partir de la primavera.

 

Fresa silvestre

Estas fresas no pueden ser almacenadas, por lo que difícilmente las hallarás en el súpermercado. Su tamaño es pequeño, pero son ricas en sabor. Aparte, serían la opción adecuada para plantar si no puedes brindar la cantidad de luz solar mínima.

Plantar fresas en casa

Trasplantar fresas es mucho más sencillo, efectivo y rápido que sembrarlas, a menos que tengas una experiencia de alto nivel en el cultivo o manejo de viveros. Sembrar fresas puede llegar a ser todo un arte, pero hacerlo en casa con el método de trasplante también podrá proporcionar una buena siembra de fresas orgánicas para consumir.

 

Requerimientos de la planta de fresa

Para saber cómo plantar fresas adecuadamente, debes tener en consideración que, a pesar de ser fácil de cultivar, tiene ciertos requerimientos y necesita de cuidados posteriores, los cuales revisaremos a continuación:

 

Temporada de la fresa

Cuándo plantar fresas es una de las decisiones más importantes, para ayudarle a estar en un entorno que sea adecuado para su crecimiento y cumpla con los requerimientos de temperatura y luz solar.

En este sentido, debes saber que la época de fresas más exitosa para su cultivo puede extenderse desde comienzos del invierno hasta finales del verano, aprovechando así las temperaturas frías del inicio.

 

Tipo de sustrato

El tipo de sustrato recomendado debe tener un pH de entre 5 y 6, ya que la planta de la fresa tiene predilección por los suelos ácidos. Aparte, este debe ser suelto y ofrecer tanto absorción como drenaje, para evitar inconvenientes con el nivel de humedad.

 

Calidad del drenaje

Las fresas en maceta pueden crecer tan fácilmente como las fresas sembradas en el jardín, aunque debes asegurarte de que la maceta tenga un sistema de drenaje adecuado que no acumule agua en exceso. Esto podría causar enfermedades a la planta, aparición de moho, pudrición, entre otros males.

 

Luz solar

Idealmente, tu planta debería recibir un aproximado de 7 a 10 horas de luz solar cada día para desarrollarse, pero también puede tolerar la sombra en caso de que sea una temporada sin cielos despejados. Sin embargo, las plantas de fresa que crecen en la sombra dan menos frutos que las que no.

¿Cómo trasplantar fresas?

Si hemos captado tu atención y te has interesado en el cultivo de esta deliciosa fruta, en el siguiente espacio te mostraremos los pasos a seguir para que puedas trasplantar tus propias fresas en casa y cultivarlas para disfrutar de todo tipo de recetas:

 

Adquiere los estolones

Cultivar semillas de fresa desde cero conlleva tiempo, experiencia y una mayor dedicación, pero todo se simplifica si empleas estolones de fresas en su lugar.

Los estolones son ramas aéreas o tallos que crecen a partir de la planta y en su punta crecerán los brotes con hojas, por lo que son fáciles de sembrar para el cultivo doméstico. Te aconsejamos elegir los que ya presenten hojas, dado que están listos para ir a la tierra.

 

Reposo de las ramas

Una vez que llegues a casa, pon las raíces de los estolones a remojar en agua durante la noche. Este paso ayudará a que se hidraten, para que se peguen más fácilmente y puedan comenzar a crecer.

 

Prepara el sustrato

Para un exitoso cultivo de fresas, debes preparar el sustrato adecuadamente, cumpliendo con todos los requerimientos de este tipo de siembra. En tu maceta, crea agujeros de unos 6 a 8 centímetros de profundidad para colocar el estolón. Ciérralo agregando tanto sustrato como abono compactando todo y finaliza regando toda la maceta con suficiente agua.

 

Cuidados posteriores

Con el uso de regaderas comunes podrás garantizar a tu planta la hidratación y humedad que necesita para crecer, desarrollarse y generar los frutos que tanto anhelas. En su mayoría, deberás regarla cada 3 días durante sus primeras 2 semanas de vida y después cada 2 días, preferiblemente temprano en la mañana.

Por otro lado, ten en cuenta que, al cultivar las fresas en casa, estas tendrán mejor sabor que las del supermercados, sobre todo si te aseguras de cortarlas una vez que hayan alcanzado su madurez, lo cual suele ocurrir entre los 3 y 6 meses después de ser sembradas.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS