¿Cómo cuidar y cultivar tulipanes?

Última actualización: 07.10.22

 

Los tulipanes son flores imponentes con gran capacidad de adaptación, por lo que admiten ser cultivadas no sólo en extensos terrenos sino también en jardines domésticos y macetas. Para mantener y proteger la belleza de su floración, así como para verlas crecer y desarrollarse saludables, estas plantas necesitan de algunos cuidados básicos.

 

Los tulipanes son flores de bulbos que pertenecen al género tulipa, la cual ofrece cientos de especies que difieren en tamaño, forma y color. Se trata de una de las flores más populares, apreciadas y comercializadas del mundo, superada en ventas solo por las rosas.

 

Lo que debes saber de su cultivo

Uno de los objetivos de plantar tulipanes está directamente relacionado con la venta en el mercado de bulbos secos o bien para producirlos como flor cortada. Sin embargo, también es posible sembrar tulipanes a nivel doméstico.

Para iniciar el cultivo de tulipanes en casa, primeramente deben comprarse los bulbos; su tamaño podrá darnos una idea de lo grande que podría llegar a ser sus flores. Estos bulbos se pueden conseguir fácilmente en centros especializados o en florerías.

La mejor época cuando plantar tulipanes es a comienzos del otoño; ya que es importante no exponer los bulbos al sol directo ni a las bajas temperaturas. Cuando se siembran en esta fecha, su floración está determinada para la primavera y cuando esta llega, la vida promedio de sus flores es de tres semanas.

¿Cómo plantar tulipanes? Se deben plantar los bulbos siempre con el ápice apuntando hacia arriba y a una profundidad de 25 cm, si el suelo es arenoso. En los casos de bulbos botánicos, 10 cm de profundidad podrían ser suficientes. Además, si el cultivo es directo en el suelo, se recomienda dejar una distancia de 20 cm entre las plantas.

En el caso de plantar tulipanes en macetas, es aconsejable elegir recipientes de terracota con buen drenaje, ya que favorece la respiración de la planta y también deben tener un diámetro mínimo de 15 cm.

En el fondo de la maceta se coloca una capa de grava y bolitas de arcilla. Después se pone tierra y abono hasta llenar la mitad. Seguidamente, se siembran los bulbos dejando 2 o 3 cm de distancia, se cubren con sustrato, se aprieta la tierra y se riegan.

Por otro lado, también es posible plantar tulipanes en agua. Se trata de una técnica donde la planta se desarrolla y crece sólo con la humedad de sus raíces. Para ello, se utiliza un bol con agua en el fondo, se colocan canicas o piedrecillas y sobre ellas los bulbos.

Sus principales cuidados

Para que los tulipanes prosperen, es necesario suministrarles un suelo con un óptimo drenado y rico en materia orgánica. Así mismo, lograr un perfecto florecimiento requiere de sombra y que estén protegidos de los rayos solares durante el periodo de crecimiento.

Otro de los principales cuidados de los tulipanes es proveerle de una tierra húmeda; en tal sentido, el uso de las regaderas (en este enlace encuentras varios productos para analizar) podría cubrir este requerimiento, teniendo cuidado al momento del riego de no encharcar las raíces. Así mismo, se debe considerar que en climas secos es necesario regar con más frecuencia.

También es fundamental evitar poner fertilizantes o abono después que el bulbo ha sido plantado; para ello, la tierra debe estar preparada con anticipación. Por otra parte, debe cuidarse la planta de las corrientes de aire frío. Además, la cosecha de las flores debe ser cuidadosa, cortándolas siempre en ángulos de 45 grados.

 

Morfología

Los tulipanes son flores solitarias que crecen únicas en el tallo; se reconocen fácilmente por su aspecto bulboso, en cuyo interior poseen una túnica pilosa. Sus pétalos permanecen alzados, son redondeados o cónicos y generalmente se encuentran hacia adentro.

Los tulipanes en primavera producen una gran diversidad cromática, que hacen que los extensos cultivos sean llamados campos arcoíris. Esto es posible gracias a la variada proporción de pigmentos que tienen los tulipanes de colores; entre los que se encuentran: los carotenoides, la delfinidina, la pelagonidina, la cianidina y otros más.

Con respecto al tallo, en muy raras ocasiones se presenta ramificado; es largo, recto y sin grandes variaciones. Mide aproximadamente entre 20 y 30 cm, aunque existen registros botánicos de especies que han llegado a presentar una altura de hasta 70 cm.

Por otra parte tenemos sus hojas, estas presentan un crecimiento basal; es decir, que crecen muy cerca del tallo y espaciadas. Tienen una forma lanceolada y son generadas por un bulbo rígido.


Variedades

Existen miles de bulbos de tulipán que ofrecen una amplia gama de llamativas flores en diversos colores; por lo que podemos encontrar tonalidades que van desde las más suaves a las intensas. Entre ellas destacan los tulipanes rojos, tulipanes amarillos, en tonos violeta, fucsia, anaranjado e incluso existe la variedad de tulipán blanco y también matizados.

Así mismo, tenemos tulipanes silvestres o naturales y tulipanes cultivares o híbridos. Igualmente, existen especies adecuadas para su cultivo en macetas y otras que prosperan mejor cuando su siembra es directa en el suelo.

 

Su origen y comercio

Los tulipanes son originarios de las estepas y montañas de Turquía, donde los sultanes turcos y las cortes rendían tributo a su singular belleza; por lo que cientos de estas flores llegaron a adornar las mezquitas, los jardines y espacios verdes de sus palacios.

Esta planta es considerada hoy en día la flor nacional de Turquía, por lo que ornamenta muchas de sus avenidas y parques. También está presente en sus billetes, en el logotipo de su agencia de turismo e incluso llegó a formar parte de la campaña para la candidatura de los Juegos Olímpicos de Estambul 2020.

No obstante, a pesar de ser Turquía la cuna de los tulipanes; en Holanda su primer productor a nivel mundial. Cada primavera esta flor es el principal producto exportado por los Países Bajos, logrando ventas millonarias de esta planta a diferentes regiones del mundo.

En Holanda se cultiva a gran escala, especialmente desde marzo hasta mayo; donde extensos campos se llenan con el color y con la belleza de tulipanes. También existen grandes cultivos de esta planta en Rusia, Francia, China y Argentina.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS