Cuidados de la Flor de Pascua

Última actualización: 28.11.22

 

Las flores de pascua son populares sobre todo cuando se acerca la época de Navidad; su apariencia elegante y exótica las hace una de las plantas más vendidas en estas fechas. Además, es una flor que podemos encontrar en la cultura y tradición de diversos países donde se considera un símbolo de prosperidad y pureza.

 

La Euphorbia Pulcherrima, mejor conocida como flor de pascua, estrella de Nochebuena o poinsettia es una planta que se caracteriza por sus llamativas hojas. De hecho, son llamadas brácteas, otorgan un color característico a la planta y están presentes rodeando unas flores de pequeño tamaño que se encuentran en la parte central. Las brácteas usualmente son de color rojo, aunque también podemos encontrar una que otra flor de pascua blanca o en tonos rosa.

Es una especie originaria de México y América Central. Como antecedente histórico, se conoce que los aztecas la cultivaron mucho antes de la colonización. En nuestros días, culturalmente podemos relacionarla como uno de los iconos de la Navidad, destacándose en diferentes arreglos florales.

 

Sus cuidados

Suele suceder que luego de uno o dos meses después de comprar una planta de flor de pascua, esta empieza a marchitarse. Por ello, si queremos disfrutar de su belleza por más tiempo, debemos darle los cuidados apropiados. Entre ellos tenemos:

 

Suficiente iluminación natural

Por tratarse de una planta que solemos mantener en interiores, a fin de que aporte belleza y adorne nuestro salón, entre los cuidados de la poinsetia que debemos tener presentes para prolongar su vida está el proveer una adecuada cantidad de luz natural.

Por ello, la mejor opción podría ser ponerla cerca de una ventana donde reciba luz del sol. No obstante, debemos evitar que los rayos solares incidan directamente en la planta, ya que estos podrían causar quemaduras en sus hojas.

 

Atención a las condiciones del ambiente

La temperatura ideal para que esta planta pueda sobrevivir sin problema alguno es de 16ºC durante la noche y 22º C en horas diurnas. Por ello, si quieres saber cómo mantener la flor de pascua durante más tiempo, debes asegurarte de evitar ponerla cerca de fuentes de calor intensas, como los radiadores.

En tal sentido, durante el invierno cuando solemos encender la calefacción, debemos poner la planta en uno de los lugares más ventilados y frescos de la vivienda.

Por otro lado, debemos cuidarla de las corrientes de aire, ya que estas pueden fácilmente remover sus hojas. Por esto, no es conveniente poner su maceta en un lugar donde haya mucho viento.

¿Cómo regar la flor de pascua?

Es importante dosificar la cantidad de agua que le vamos a suministrar en cada riego, ya que sus necesidades son moderadas. Por ello, debemos regarla una o dos veces por semana sin llegar a encharcar sus raíces. Así mismo, no es conveniente regar directamente su follaje.

Además, una recomendación de los expertos para el riego de la flor de pascua es utilizar agua que ha estado en reposo durante 24 horas, a fin de que el cloro utilizado para la potabilización se haya evaporado por completo. Aunque la mejor opción es regarla con agua de lluvia.

 

La importancia del abono

Al aprender cómo cuidar la flor de pascua y con la intención de que florezca de nuevo, no debemos dejar de lado la importancia de que cuente con un buen sustrato y su respectivo abono. Se puede usar un fertilizante orgánico o abono líquido; el cual debe ponerse con un periodo de separación de 30 días. Este tratamiento deberá aplicarse sólo durante su crecimiento y suspenderlo una vez que las brácteas comiencen a tomar su color característico.

 

Lo que debes saber de la poda

Es fundamental para que puedas mantener tu planta en óptimas condiciones de vida, después que ha terminado el invierno, que sepas cómo podar la flor de pascua. Para ello, la poda debe realizarse una vez que llegue la primavera.

Al realizar esta poda, estamos brindándole a la planta la posibilidad de crecer con más fuerza. Lo mejor es realizar un corte de las ramas a la mitad, si queremos conservarla con un tamaño reducido. Si por el contrario, lo que buscamos es que la planta crezca y termine siendo un arbusto, entonces omitimos el corte.

Sin embargo, siempre es aconsejable retirar todas las hojas que estén marchitas o que presenten signos de deterioro. Esto lo hacemos tirando suavemente de ellas.

Lo más importante de su reproducción

Aunque la reproducción por siembra de esta especie está destinada a los profesionales, con un poco de esmero y cuidado podemos lograr que nuestra planta prospere.

La mejor forma de realizar esta labor es obteniendo esquejes de la planta durante la época primaveral. Para hacer esto debemos cortar con tijeras de jardinería las ramas frondosas que tengan un tamaño entre 10 y 5 cm.

Con el esqueje ya separado, sumergimos la parte inferior en polvo de hormonas de enraizamiento. Después, podemos utilizar una pala (en este enlace encuentras para analizar varios productos) para plantarlo en una mezcla de sustrato húmedo que contenga arena y tierra. Seguidamente, cubrimos los esquejes con un mini invernadero o algún tipo de plástico.

Por último, esperamos a que crezcan las raíces y de este modo procedemos a replantar finalmente. Así mismo, debemos tomar en cuenta que la flor de pascua en verano tendrá un crecimiento más lento.

 

Consigue que tu flor de Nochebuena sea roja otra vez

Si buscamos entre los cuidados de la poinsetia de hojas rojas, encontramos que este color no es su condición natural. Se tornan rojas en ausencia de la luz, por lo que si queremos conseguir este atractivo color para la próxima Navidad, solo debemos esconderla en un lugar oscuro.

Podemos comenzar en el mes de septiembre, encerrándola en un armario durante 4 horas diarias. Después, 3 horas al día durante el mes de octubre. Cuando llegue noviembre, podemos retirarla de la luz solo una hora y una vez que inicie diciembre podemos volver a disfrutar de sus espectaculares hojas en color rojo.

 

Prepara con ella arreglos florales

La poinsettia es la planta ideal para hacer un arreglo navideño natural y muy atractivo. Podríamos usar algunas velas con brillo o añadirle luces navideñas para que luzca mejor.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS