Tipos de árboles para jardín

Última actualización: 28.11.22

 

Los árboles ornamentales ofrecen flores y follajes de colores, así como texturas llamativas capaces de darle vida a cualquier jardín, terraza o balcón. Además, muchos de ellos tienen la facultad de contribuir con la buena salud del planeta, por lo que es conveniente conocer sus características para elegir el más adecuado.

 

Independientemente del tamaño de tu jardín, es importante saber seleccionar los tipos de árboles o que vas colocar, pero cuando tienes poco espacio tienes que prestar más atención a los detalles. Por lo tanto, lo más recomendable es tomar la decisión basándote en la capacidad de renovación del árbol y en el tamaño que puede alcanzar, de esta manera, evitas los problemas futuros.

Además, es necesario disponer de algunos instrumentos de calidad que te faciliten el proceso de siembra, como una azada, un rastrillo y una carretilla para transportar la tierra. En este sentido, es bueno saber que las mejores palas permiten hacer este tipo de actividades de forma sencilla. Pero si ya tienes las herramientas indicadas, entonces solo debes conocer algunas opciones de árboles.

¿Es mejor un árbol de hoja perenne o caduca?

La principal función de los árboles para jardín es que son estéticamente más agradables a la vista en comparación a los árboles comunes, por lo que están indicados para formar parte de la decoración de cualquier espacio. En este sentido, es importante poder diferenciar entre un árbol de hoja perenne y un árbol de hoja caduca.

Los árboles de hojas perennes tienen la particularidad de no perder las hojas cuando llega el otoño, ya que las renuevan de forma progresiva a lo largo del año, de esta manera, las ramas nunca están vacías. Sin embargo, los árboles de hojas caducas se quedan totalmente sin hojas con la llegada del otoño, por lo que tu jardín o terraza puede perder atractivo, además, esto implica que debes limpiar las hojas continuamente.

 

Importancia del tamaño al elegir un árbol de jardín

Lo más idóneo es que en un jardín pequeño o de superficie reducida plantes solamente arbustos o árboles pequeños que no superen los 10 m de altura, ya que un árbol de gran tamaño podría no brindar la misma delicadeza visual que un árbol de dimensiones reducidas. Además, si tu jardín está en una terraza o quieres árboles de interior para sembrar en macetas, entonces lo más recomendable es seleccionar aquellas especies que no superen los 2 o 3 m de altura, ya que podrían tocar con el techo de la estancia y restarle atractivo al espacio.

 

Algunos de los árboles para jardín más populares

El acebo o Ilex aquifolium es uno de los árboles bonitos más populares entre los usuarios, ya que cuenta con hojas perennes y destaca por ofrecer una fructificación de color rojo carmesí, que tiene una forma de duplas globosas y logra un gran contraste con el verde intenso de las hojas. Estas plantas resisten los climas helados y pueden alcanzar los 10 m de altura, sin embargo, si le aplicas el arte topiario puedes darles una forma reducida para decorar el jardín o usar como árboles para macetas en espacios abiertos.

Si estás buscando árboles con flores, entonces la mimosa dorada o Acacia baileyana es una buena opción para brindarle color a un jardín pequeño, ya que tiene racimos de flores amarillo intenso que hacen contraste con las hojas perennes de color grisáceo. En cuanto a la altura, puede alcanzar entre 3 y 10 m, aunque el crecimiento suele ser lento, lo que te permite adaptarlo al espacio. Por otro lado, es bueno saber que este árbol requiere del sol, pero puede tolerar bien el clima frío y es capaz de ofrecer un agradable perfume durante el invierno.

El frangipani o Plumeria rubra es uno de los mejores árboles para terrazas, ya que es capaz de crecer a media sombra, lo que quiere decir que no tiene que recibir el sol directamente para un correcto desarrollo. También, cuenta con unas atractivas flores de color blanco y rosa que despiden un agradable perfume, asimismo, las hojas alcanzan hasta 20 cm de longitud, mientras que el árbol puede tener entre 5 y 8 m de altura, por lo que es relativamente pequeño. Además, es una especie tropical de hojas perennes, proveniente de América Central, América del Sur y México, por lo que no tolera el clima frío ni el exceso de humedad.

En lo que se refiere a los árboles de crecimiento rápido o de velocidad media, podemos destacar al cerezo de flor o cerezo del japón, por ser originario de ese país. La principal característica de este árbol es que tiene hojas caducas, que son rojizas durante el otoño pero a finales del invierno se convierten en un espectáculo de flores rosas, blancas o púrpuras sobre las ramas desnudas. En este sentido, debe ser sembrado en climas templados, no requiere del sol para el desarrollo y alcanza hasta 5 m de altura.

Si lo que deseas es darle un toque tropical a tu pequeño jardín, el níspero o Eriobotrya japonica es el árbol indicado, ya que la combinación de colores que brindan sus hojas y frutos es bastante interesante. En este sentido, tiene unas hojas grandes perennes de color grisáceo en el envés, que florece en el otoño y durante la primavera brinda frutos de color naranja intenso. Por otro lado, es un árbol de crecimiento medio lento originario del sudeste de China y Asia. Alcanza un máximo de 8 m de altura y aunque crece bien en el sol, es uno de los árboles de sombra liviana que puede resistir incluso sequías.

Por otra parte, el arce japonés o Acer palmatum es el árbol adecuado si prefieres un jardín decorado con colores otoñales. Destaca por tener una estructura naturalmente llamativa y romántica, conformada por hojas amarillas o rojizas al final del otoño. Adicionalmente, el arce japonés puede alcanzar los 10 m de altura y está en el grupo de árboles de sombra de crecimiento rápido, aunque en un principio el desarrollo es un poco lento.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS