¿Qué árboles crecen rápido?

Última actualización: 28.11.22

 

Los árboles no solo ayudan a combatir la contaminación, sino que también son importantes para proteger el jardín del viento, el sol y la lluvia. Sin embargo, algunos tardan mucho en llegar al tamaño correcto para proporcionar los beneficios esperados, de allí la importancia de sembrar árboles de crecimiento rápido, por lo que vale la pena conocer algunas de las mejores especies.

 

El diseño del jardín es uno de los pasos más emocionantes, ya que podemos dejar fluir nuestra creatividad e imaginación, sin embargo, también es necesario pensar fríamente en la sostenibilidad de las áreas verdes de la casa. En este sentido, las clases de árboles que escojamos serán determinantes, pero también la cantidad y el tamaño, así como el clima de la zona donde vivimos. Además, es de gran importancia definir si son necesarios los setos de arbustos perennes de rápido crecimiento o si queremos un gran árbol frondoso aislado.

Hay muchos tipos de árboles en España, pero entre los más recomendados están el fresno, el sauce y el álamo, ya que son muy altos, producen suficiente sombra y son capaces de proteger el jardín del tiempo atmosférico. Por su parte, la adelfa, la jara negra y el mirto son algunos de los arbustos autóctonos que se mantienen verdes todo el año y brindan flores muy atractivas, por lo que resultan útiles en la creación de setos.

Sin embargo, con el objetivo de evitar inconvenientes es necesario plantar el árbol correctamente, por lo que vamos a necesitar algunas herramientas, tales como rasqueta, cubo, rastrillo y guantes. Algunas palas (aquí puedes encontrar unas opciones para elegir) permiten realizar el trabajo de forma fácil y rápida, siempre que las utilicemos correctamente. Además, si se trata de especies de árboles grandes, hay que tomar en cuenta el espacio que ocuparán cuando crezcan.

Otro punto importante es que debemos investigar a fondo las necesidades de cada especie, ya que algunos árboles de sombra deben ser abonados, mientras que otros requieren poda periódicamente. Asimismo, hay que definir la cantidad de agua necesaria para un óptimo desarrollo, sin dejar de lado las posibles plagas o enfermedades que puedan afectarlos y la forma de evitarlas.

Podemos decir que los árboles para jardín ofrecen muchos beneficios en el hogar y la familia, ya que controlan la temperatura alrededor de la casa, mejoran la producción de oxígeno y evitan la contaminación del aire. Es por esto que hemos seleccionado 5 árboles de sombra de crecimiento rápido para analizar sus características.

1. Acer negundo

Entre los árboles de rápido crecimiento, el Acer negundo es uno de los más utilizados para decorar ambientes urbanos, no solo en paseos y avenidas, sino también en los jardines de las casas. Aunque es bastante común en la España peninsular, en realidad es originario de la franja atlántica estadounidense, ya que se puede desarrollar adecuadamente en un clima continental, mediterráneo, atlántico y montañoso.

Es muy útil para crear sombra, gracias a que puede medir entre 12 y 15 metros de alto por 3 metros de ancho aproximadamente. Una de las ventajas de esta especie es que resiste la temporada de invierno, por lo que es uno de los árboles de crecimiento rápido y hoja perenne más comunes. Sin embargo, hay que tener en cuenta que necesita un suelo arcilloso, húmedo, fértil arenoso y con buen drenaje.

Para una vida más larga, es importante considerar que el Acer negundo debe estar permanentemente expuesto al sol, con una cantidad moderada de agua y es importante abonar dos veces al año; una vez en primavera y otra dos meses más tarde. Se estima que esta especie puede durar entre 30 y 100 años aproximadamente, pero es necesario evitar las podas y eliminar únicamente las ramas dañadas y el follaje marchito.

 

2. Paulownia tomentosa (kiri)

Uno de los árboles de crecimiento rápido que resulta de gran utilidad para generar sombra es el kiri. El nombre de la especie es Paulownia tomentosa, proveniente de la familia Paulowniaceae que es de origen chino. Se trata de un árbol grande que puede medir 20 metros de ancho y 27 metros de alto aproximadamente, además, es uno de los más frondosos, por lo que es bueno para purificar el aire. Sin embargo, en algunas partes de España es considerado una especie invasora, por lo que hay que tener un control estricto de la población.

Este árbol puede dar un aspecto tropical al paisaje, ya que cuenta con una abundante floración de color rosado-lila y hojas verdes grandes, sin embargo, es capaz de resistir temperaturas bajas de hasta -5 °C. Por otro lado, es importante plantarlo en suelos correctamente drenados y fértiles.

3. Taxodium distichum (ciprés de los pantanos)

Mejor conocido como el ciprés calvo, el Taxodium distichum es un árbol de origen norteamericano perteneciente a la familia de las Taxodiáceas, que crece rápidamente en terrenos pantanosos o húmedos con materia orgánica. En este sentido, puede estar a la sombra y al sol, siempre que sea un espacio resguardado.

En cuanto a su aspecto, tiene una atractiva forma piramidal con hojas pequeñas de unos 2 centímetros. A finales del otoño cambia de verde medio a rojizo, de manera que es considerado un árbol ornamental. Por otro lado, dispone de raíces aéreas para absorber mejor el oxígeno, de modo que es buena idea sembrarlo en un estanque.

 

4. Alnus glutinosa (aliso negro)

El aliso negro es uno de los árboles autóctonos de Europa, que suele crecer en suelos fértiles localizados en zonas soleadas y frescas. Una de las ventajas de la especie Alnus glutinosa es que crece muy rápido y se adapta mejor que otras a los climas cargados de humedad. Además, se trata de un árbol mediano, con un diámetro de 70 cm y una altura aproximada de 22 metros.

 

5. Metasequoia glyptostroboides (secuoya)

Este árbol crece un promedio de 60 cm por año, por lo que alcanza muy rápido su altura aproximada de 15 m. A pesar de tener un origen asiático, puede vivir en medios secos y húmedos a pleno sol, por lo que puede crecer perfectamente en muchos sitios de España. Sin embargo, esta especie no resiste las heladas y es de hojas caducas, que se tornan rojizas en otoño, por lo que se utiliza para embellecer paisajes.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS