¿Cómo cultivar lavanda?

Última actualización: 28.11.22

 

La planta de lavanda es una flor cultivada en muchas partes del mundo e incluso se pueden tener algunas en el jardín o en macetas, para darles diferentes usos en casa. Conocer sus propiedades, así como también los sencillos pasos para cultivarla, puede ser de utilidad, además de convertirse en un hobbie.

 

Conociendo la lavanda

La lavanda es una planta que crece tipo arbusto y pertenece al género de las lamiáceas, es decir, que tiene la capacidad de florecer. Sus flores son cultivadas en muchas partes del mundo dados sus valores en la estética y ornamentos, así como también en la elaboración de productos de consumo.

Algunos tipos de lavanda son la común, espliego, latifolia, dentata, viridis, hybrida y muchas más. Todas presentan diversos tonos de violeta en sus flores, pero tienen orígenes y apariencias diferentes, así como también diversos usos y beneficios, generalmente de carácter medicinal.

La lavanda común o lavandula officinalis podría fácilmente ser la más popular, para tomarse la molestia de cultivarla en casa. Las aplicaciones de la flor de lavanda son variadas, además de ofrecer un aroma natural muy agradable.

 

Aplicaciones de la lavanda

La flor sirve como condimento, ya que puede ser usada en recetas de cocina y tener lavanda seca te servirá para hacer ramilletes, con los cuales disfrutar de su aroma en casa.

El aceite de lavanda, por otro lado, cuenta con propiedades eficaces y naturales que pueden ayudar con el insomnio, quemaduras, picaduras de insectos, entre otros. Otra de las propiedades de la lavanda se centra en la atención a masajes y jaquecas, cuando se diluye en agua.

También existe en forma de aceite esencial de lavanda, el cual puede ser aplicado en humidificadores, para aplicar sesiones de aromaterapia o simplemente disfrutar del rico aroma en casa.

Cultivando lavanda en casa

El cultivo de lavanda es una actividad que puedes hacer fácilmente en casa, siempre y cuando cuentes con las herramientas adecuadas, tales como una pala (aquí encuentras unas opciones para elegir) o también una amplia maceta, para garantizar un buen desarrollo.

Dado que la planta de lavanda puede ser cultivada tanto en el jardín como en una maceta, puedes optar por la opción que te convenga.

Si quieres saber cómo plantar lavanda, te aconsejamos considerar los siguientes consejos, para aumentar las posibilidades de éxito con tu flor de lavanda:

 

1. Escoger dónde plantar la lavanda

La lavanda es una planta que, para poder desarrollarse sana y fuerte, necesita contar con un drenaje adecuado que permita la evacuación del agua excedente.

Si vas a hacer uso de una maceta, debes escoger un modelo que tenga un diámetro de aproximadamente 40 centímetros y que cuente con agujeros, tanto para la ventilación del sustrato, como para la salida del agua, después de las sesiones de riego.

En caso de preferir sembrarla en el jardín, tienes que considerar que la planta de lavanda necesita de un aproximado de 7 horas de sol al día, razón por la que no debe haber árboles cercanos que le limiten la luz solar.

 

2. El sustrato

Ya sea que vayas a querer una planta de lavanda directamente en el suelo de tu jardín o planees plantar lavanda en maceta, el sustrato alcalino es un elemento muchas veces necesario, que se debe escoger con cuidado para garantizar un crecimiento sano.

Antes de plantar lavanda, te aconsejamos revisar el nivel de pH de la tierra; si se encuentra en un nivel de entre 5,5 a 8, puedes plantar sin sustrato. No obstante, un nivel ideal es el 7 y esto podrías conseguirlo añadiendo el sustrato alcalino adecuado o incluso usando cal. Después de alcanzar el nivel adecuado, podrás preparar el terreno con una pala, para la plantación de las semillas.

 

3. Sembrando las semillas

Se aconseja sembrar semillas de lavanda en la época otoñal, para aprovechar el clima templado. Comienza por preparar el terreno con el sustrato y haz los agujeros en la tierra, para ir colocando las semillas dentro y luego cubrirlas nuevamente. También puedes optar por sembrar directamente los tallos de la planta, cuidando que midan por lo menos 10 centímetros.

4. Constancia de riego

Para no abusar del riego es necesario considerar dónde está plantada la flor. Dado que no necesita demasiada agua, e incluso puede soportar épocas de sequía.

Referente a cada cuánto regar las plantas de exterior de lavanda silvestre, al principio, puedes hacerlo a un nivel medio, para hidratar bien el sustrato con las semillas o tallos y luego de unos días disminuir la cantidad de agua. Cuando comiencen a florecer, se aconseja aumentar el riego a un nivel moderado.

 

5. Poda de estimulación

Otra de las actividades que no se recomienda descuidar entre los cuidados de la lavanda, es la poda, dado que estimula el crecimiento de ramas y flores más fuertes.

Podar lavanda debe ser una actividad que se debe diferenciar adecuadamente, es decir, no puede ser confundida con la cosecha, ya que la poda sólo se enfoca en eliminar algunas ramas, para que la planta tenga mayor vigor y florezca de una manera más abundante.  

 

6. Cosecha adecuada

Para saber cuándo florece la lavanda, podrías guiarte con un calendario, ya que, aunque puede crecer todo el año, se nota una mayor abundancia al final de la primavera y principios del verano.

Las flores de lavanda suelen cosecharse principalmente en días soleados, por la mañana, para evitar que la planta se vea afectada.

 

7. Conservación de la flor

Los cuidados de la lavanda después de ser cosechada son cruciales, para garantizar su conservación, hasta que vaya a ser procesada.

Uno de los métodos para conservarla es secándola al horno, metiéndolas por 2 horas a 75 °C, para después almacenarlas en bolsas de tela. Otra opción es guardar las flores dentro de bolsitas de papel absorbente previamente humedecido, que después enfriamos en la nevera hasta que se endurezcan.

Si quieres aprovechar el aroma, deberás obtener el secado al colgarlas boca abajo en una habitación seca y ventilada, hasta que desprendan toda la humedad.

 

DEJA UN COMENTARIO

2 COMENTARIOS

Inna

November 24, 2021 at 10:18 pm

Fantástica página!! Por favor, no dejes de subir contenido!

Respuesta
Damian

November 25, 2021 at 10:36 am

Gracias por tu valoración, Inma!

Respuesta