¿Cómo cuidar una gerbera?

Última actualización: 07.10.22

 

África es el origen de muchas plantas de gran colorido, como la gerbera, una especie que ocupa uno de los primeros lugares para los floristas y paisajistas. Su cuidado no implica ser un experto y sus flores pueden ofrecer un gran atractivo.

 

Si te ha sorprendido la belleza de las gerberas y te preguntas cómo cuidar las margaritas africanas (otro nombre asociado a ellas) has llegado al sitio correcto. De forma concreta y sencilla, trataremos de explicarte cómo puedes agregar el colorido de esta planta a tu jardín.

Comenzaremos por aclarar que las gerberas, aunque se parecen un poco a las margaritas, no son de la misma familia. De hecho, es un error común que quien ve una gerbera blanca piense que se trata de una exuberante margarita de gran tamaño. A continuación, te explicamos lo que necesita esta planta para crecer sana y florecer.

 

Cultivo de la gerbera

Las gerberas de colores son ampliamente utilizadas en el ámbito comercial como flores de corte, debido a que pueden permanecer hermosas durante varios días. No obstante, su tallo largo y la gran cantidad de tonos disponibles las convierten en una especie que llena de vida los jardines. Vamos a ver los requerimientos de esta planta.

 

Tipo de suelo

La gerbera jamesonii es una planta que no tolera bien los encharcamientos. Debido a esto, al elegir el mantillo o sustrato, deberás asegurarte que la composición contribuya a proporcionar un buen drenaje. Prefiere los suelos que sean ligeros y con buena profundidad, ricos en materia orgánica. Para ayudar aún más a la planta, si vas a cultivarla en macetas, puedes incluir en el fondo una capa de grava. Si la plantarás en el suelo, deberás asegurarte de preparar bien la tierra teniendo en mente que el agua deberá filtrarse debidamente y no quedarse en las raíces. Según los expertos, necesita una humedad relativa de entre 75 y 90%.

Además, debido a que, en el caso de la planta gerbera, la flor es su principal atractivo ornamental, debe ponerse mucha atención a provocar la inflorescencia. Para lograrlo, el suelo debe ser rico en nutrientes. Los abonos que mejor se ajustan a las necesidades de las gerberas son los que combinan fósforo y potasio. Si encuentras una fórmula líquida, deberás diluirla en agua y aplicarla por 15 días consecutivos durante su crecimiento. De esta manera, podrás tener abundantes flores por cada planta.

 

Temperatura

Las gerberas son excelentes flores de exterior para verano, debido a que necesitan temperaturas entre los 15 y los 25 grados para florecer. Sin embargo, no debes preocuparte demasiado por los cambios estacionales, siempre y cuando la temperatura no descienda por debajo de los 10 grados.

Por otra parte, es importante que en interiores no se coloquen cerca de radiadores o calefactores, ya que pueden reducir drásticamente la humedad que requieren para sobrevivir.

Iluminación

Aunque se pueden cultivar en exteriores, deberás cuidar que tus gerberas no estén en zonas expuestas totalmente al sol, ya que se trata de una planta que prefiere la iluminación proveniente de los laterales (esto incentiva los brotes de flores). Por este motivo, crece y prolifera muy bien cuando está bajo mallas o techos encalados.

 

Cuidados

Riego

Para mantener la humedad de jardines con muchas gerberas, puede ser conveniente instalar un sistema de goteo. De esta manera puede controlarse mejor la cantidad de agua que reciben. Sin embargo, basta con que seas moderado en el riego y lo lleves a cabo regularmente

Si hace mucho calor, las gerberas podrían requerir un riego diario, pero si la humedad ambiental es elevada, con regarlas dos veces por semana podría ser suficiente. Eso sí, procura utilizar agua baja en calcio, ya que esto podría alterar la acidez del suelo, que debe estar entre los 5 y 7 en la escala de pH, para evitar problemas con la asimilación de nutrientes.

 

Poda

Basta con eliminar las hojas secas y los botones que se han deteriorado para mantener la planta en buenas condiciones. En los casos de cultivo de gerberas con fines comerciales, sí es necesario recurrir a una poda más intensa cuando la planta entra en fase de reposo, para que, llegado el momento, adquiera mayor vigor.

 

Propagación

Es posible obtener varias plantas a partir de un ejemplar. Sin embargo, deberás esperar a que su sistema de raíces madure, un proceso que puede tomar de 1 a 2 años. Básicamente, consiste en seccionar el rizoma de la planta de origen, cuidando que cada porción tenga tanto raíces como partes aéreas. Si bien no todas las secciones pueden proliferar, es una buena manera de hacerse con varias plantas que tendrán las mismas cualidades de la planta madre. Para incrementar el éxito en esta división, se recomienda tratar las porciones con un fungicida y ser cuidadoso en el riego por goteo. Si todo se ha realizado correctamente, en aproximadamente 20 días se puede lograr el enraizamiento de las nuevas plantas.

Algunos significados de las gerberas

Es muy común que se les atribuyan significados a las flores, por eso queremos compartir algunos que han sido relacionados con las gerberas.

La gerbera amarilla se asocia con la alegría, la amabilidad, el éxito y la riqueza. Por lo tanto, un jardín que las contiene puede transmitir una gran energía positiva. Por su parte, si regalas una gerbera naranja, estás deseando momentos de felicidad. 

Para quienes están por unirse en matrimonio, lo más recomendable es elegir gerberas blancas, aunque conviene saber que también son muy utilizadas para celebraciones religiosas, como bautizos y primeras comuniones, dado que simbolizan la inocencia y la pureza. 

Por otro lado, no es extraño pensar que la gerbera roja se obsequia para representar pasión y confianza. Sin embargo, su tono tan vibrante también puede utilizarse como símbolo de victoria. Ahora bien, si lo que quieres es decirle a una mujer que es femenina y delicada, lo más recomendable es que recurras a las gerberas rosas; las hay en diversos tonos y serán un romántico regalo para alguien especial.

 

Otros usos

Además de ser bella, la gerbera es utilizada en el ámbito medicinal. Contiene sustancias antiinflamatorias y puede calmar dolores musculares. Por este motivo, sus extractos se añaden en pomadas. De igual manera, también se pueden preparar bebidas aromáticas con gerbera en forma de infusiones.

Esperamos que, después de conocer los cuidados de la gerbera, te animes a cultivarla, puede ser una experiencia muy gratificante. Además, otra buena noticia es que resulta sencillo adquirir una gerbera a precio asequible, ya que se trata de una planta económica, por lo que podrás hacerte con más de una para añadir color a tu hogar.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS