Cuidados y características del árbol de Júpiter

Última actualización: 28.11.22

 

La Lagerstroemia indica es una especie de la familia Lythraceae, que tiene su origen en el continente asiático, Filipinas y Australia. Es comúnmente llamado árbol de Júpiter y se considera una planta ornamental debido a su abundante floración. No obstante, necesita ciertos cuidados para un correcto desarrollo. 

 

Podemos describir el árbol de Júpiter como una planta leñosa de hoja caduca de color verde muy brillante e intenso durante el verano. Antes de caer las hojas en otoño, cambian a colores dorados rojizos y púrpuras. Por lo general, el tronco se desarrolla torcido y tiene una superficie lisa de color marrón claro. En cuanto a las flores, crecen en ramilletes y pueden tener diferentes tonos, siendo los más comunes blanco, rojo y rosado. 

La etapa de floración del llamado árbol de la india comienza cuando el verano ya está bien establecido y dura hasta los comienzos del otoño. Debido a la belleza de sus flores, es muy utilizado para formar setos en el jardín, gracias a que no mide más de 8 metros, sin embargo, también resulta ornamental como ejemplar solitario para embellecer el césped. 

En este sentido, aunque es una especie caducifolia, tiene valor ornamental durante todo el año, incluso en invierno, debido al tono atractivo de su tronco. El ciclo de vida de este árbol de flor rosa puede alcanzar los 120 años si se encuentra plantado en su hábitat, con abundante luz del sol y un suelo relativamente húmedo. No obstante, debemos mencionar que es un árbol de crecimiento lento, por lo que debes tener paciencia. Por otro lado, la madera de Lagerstroemia indica es muy apreciada en la ebanistería por ser dura y de gran calidad. 

 

Historia del árbol de Júpiter 

Aunque actualmente es muy aceptada la idea de que el árbol de Júpiter tiene un origen chino, el nombre de Lagerstroemia le fue dado en honor al naturalista sueco Magnus von Lagerstroem, quien era amigo y compatriota del botánico Linneo. Según cuenta la historia, Lagerstroem, que era originario de la ciudad de Göteborg, descubrió el arbusto en 1759 durante su trabajo como director de la Compañía Sueca de las Indias Orientales. El propio Lagerstroem fue el encargado de enviar a su amigo Linneo un ejemplar a Suecia en un largo viaje en barco. Al recibirlo, el cientifico decidió llamarlo Lagerstroemia, por el apellido de su amigo e Indica por el lugar donde fue recolectado el árbol. 

¿Cómo plantar un árbol de Júpiter? 

Los expertos en botánica recomiendan plantar el árbol de Júpiter en otoño o primavera, sin embargo, el proceso comienza en verano, donde se debe cortar una rama semi leñosa, teniendo cuidado de seleccionar una que no tenga flores y mida alrededor de 40 cm. A continuación, hay que impregnar la base con solución enraizante para proceder a plantar en una maceta con abundante sustrato de tipo arenoso. Después, hay que colocarla en un sitio donde quede expuesta a la luz directa del sol. El período de enraizamiento dura aproximadamente 3 meses, por lo que se recomienda cultivar primero el árbol de Júpiter en maceta y cuando esté lo suficientemente fuerte trasplantar al terreno. 

 

Requerimientos del árbol de Júpiter

Aunque puede crecer en semi-sombra, la especie Lagerstroemia indica prefiere un ambiente soleado, por lo que es recomendable plantar a pleno sol, siempre que el suelo sea fértil, fresco y rico en materia orgánica. En el suelo calizo con PH superior a 6,5 las hojas amarillean debido a la carencia de hierro. Además, es imprescindible que el terreno tenga buen sistema de drenaje. En este sentido, el riego debe ser escaso en invierno, pero muy abundante durante en el verano, al menos 3 veces por semana. Durante estos meses de calor, es bueno aplicar abonos minerales con el riego cada 2 semanas.

Su hábitat original es en climas templados, sin embargo, el árbol de Júpiter es bastante rústico, de modo que puede adaptarse a condiciones atmosféricas frías y soporta las heladas. En lo que se refiere a la poda, se recomienda realizarla al final del invierno, con el objetivo de eliminar las ramas con flores del año anterior y promover el nuevo ciclo. Así, al llegar la primavera la nueva floración es más fuerte y el árbol crece con mayor vigor. 

Enfermedades y plagas que pueden atacar a la Lagerstroemia indica

El árbol de Júpiter puede presentar algunos problemas relacionados con una enfermedad criptogámica producida por hongos ectoparásitos, conocida como oídio, que aparece en forma de ceniza blanca sobre las hojas y el tallo. Esto es debido al exceso de humedad, por lo que vale la pena insistir en que el terreno no debe ser demasiado húmedo y la planta debe recibir la luz del sol de forma directa.

El tratamiento para erradicar el oídio es a base fungicidas pero hay que atacar el problema inmediatamente, ya que con el tiempo la plaga puede acabar con la belleza y vitalidad del árbol.

Otra plaga que puede invadir al árbol de Júpiter es la de los pulgones. Para prevenir, puedes rociar vinagre blanco diluido en agua, pero si tu planta ya ha sido atacada es necesario utilizar un pesticida especial para pulgones, ya que estos insectos pueden causar estragos en las hojas y tallos.

Es bueno tomar las precauciones correspondientes, no sólo después de plantar trasplantar en el terreno, sino también en el período de enraizamiento. Si necesitas limpiar la maceta por el exterior, puedes utilizar las mejores toallitas de bebe, revisando que tengan bajo contenido de alcohol para mayor seguridad. 

 

Componentes y propiedades de la Lagerstroemia indica

El árbol de Júpiter contiene galato de metilo, ácido gálico, grasas, proteínas y ácido elágico. En la medicina alternativa se han utilizado las raíces cocidas en agua para tratar dolores estomacales y aftas. Por su parte, las flores y hojas pueden servir como diurético y purgante. Sin embargo, debemos decir que no hay suficiente evidencia científica al respecto, por lo que es recomendable consultar a un profesional antes de utilizar esta planta como complemento terapéutico.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS