¿Cómo cultivar y cuidar la lengua de suegra o sansevieria?

Última actualización: 28.11.22

 

Hay plantas que no solo son hermosas y fáciles de cuidar, sino también benéficas para la salud. En este contexto, la sansevieria se define como una planta ornamental y purificadora que cualquier principiante puede hacer prosperar en un piso o jardín. Además, existe tal cantidad de variedades que puede ser objeto de colección.

 

Por su gran adaptabilidad y belleza, la planta sansevieria ocupa un lugar privilegiado cuando se habla de plantas ornamentales. Sin embargo, debido a que está dentro de la lista de plantas recomendadas para interior que la NASA publicó, su popularidad se ha incrementado. Tal recomendación se debe a que varios estudios la describen como una planta capaz de absorber sustancias que son dañinas para nuestra salud y pueden estar presentes en cualquier hogar, entre ellas: benceno, tricloroetileno, xileno y formaldehídos.

Si estos no han sido motivos suficientes para que consideres cultivarla en tu hogar, en las siguientes líneas podrás conocer más acerca de esta planta tan peculiar, lo fácil que es proporcionarle los cuidados necesarios y tener varios ejemplares en poco tiempo.

 

Otros nombres de la sansevieria

Por la apariencia alargada y los patrones de sus hojas, que recuerdan a las líneas en el manto de un tigre, la sansevieria trifasciata y sus demás variedades han recibido numerosos nombres, algunos de los más comunes son: lengua de vaca, lengua de tigre, lengua de suegra, lengua de gato, rabo de tigre o espada de San Jorge. Por este motivo, si deseas adquirir una, posiblemente tengas que pedirla usando alguno de estos nombres.

Por otro lado, su nombre científico sansevieria hace homenaje a Raimondo di Sangro, quien fue un hombre de ciencia y príncipe italiano de San Severo.

 

Variedades

Cada año, aparecen más variedades de esta planta, debido a su popularidad. Sin embargo, las más comunes son:

  • Laurentii
  • Cylindrica
  • Futura superba
  • Trifasciata

 

Cuidado en interiores

Son muchas las buenas noticias para los jardineros que desean experimentar con la sansevieria. Los cuidados, para empezar, son básicos y se describen a continuación.

Temperatura e iluminación

La planta lengua de suegra no es muy exigente en cuanto a la cantidad de luz que necesita para sobrevivir. De hecho, puede prosperar en espacios sombreados o muy iluminados. No obstante, si quieres verla florecer, tendrás que buscarle un lugar en donde los rayos del sol puedan alcanzarla en determinadas horas del día, sin que quede expuesta totalmente a ellos.

Por otro lado, debido a su origen, no es una planta que pueda subsistir en climas por debajo de los 13 grados y prefiere los ambientes cálidos que oscilan entre los 18 y 27 ºC. Siendo así, procura guardarla en invierno si en tu zona geográfica suelen ocurrir heladas. 

 

Tipo de sustrato

Para que la lengua de suegra tenga un espacio adaptado a sus necesidades, deberás proporcionarle un sustrato que permita el paso del agua sin encharcamientos. El suelo arenoso o con cierta cantidad de rocas podría ser una buena opción, solo debes agregar a la composición un poco de humus para que tenga nutrientes y los pueda absorber. 

De igual forma, si la plantas en una maceta, es conveniente que te asegures de perforar varios orificios en el fondo del tiesto, para que drene bien el agua. En general, un recipiente de entre 10 y 15 cm será suficiente para que pueda distribuir correctamente sus rizomas.

Otra cualidad que los amantes de las sansevierias agradecen es que se les da muy bien crecer en condiciones estrechas, por lo que podrías tener una planta con muchas hojas en una maceta más o menos compacta, lo que resulta muy decorativo.

 

Riego

Debido a su poca exigencia de humedad, no tendrás que preocuparte demasiado por regar la lengua de suegra, en especial si la tienes en interiores. Además, es una planta a la que no le afecta recibir agua calcárea, por lo que el agua del grifo, suministrada una vez por semana, será suficiente para cubrir sus requerimientos.

En invierno, puedes espaciar aún más los riegos, dejando que seque por completo el suelo antes de volver a regar.

 

Nutrientes

La planta lengua de suegra tampoco es exigente en cuanto a nutrientes. Bastará con aplicar un poco de abono una o dos veces al año sobre el sustrato. Puedes elegir humus de lombriz o cualquier otro tipo de fertilizante. Lo más recomendable es aplicarlo en la época que tiene mayor crecimiento, es decir, en primavera y verano.

Trasplante

Es normal que la planta lengua de gato forme densos matorrales y las hojas queden presionadas unas contra otras, si no se trasplanta. Si has elegido ponerla en una maceta, lo más adecuado es cambiarla cada 3 o 4 años a un espacio más amplio o bien aprovechar este momento para dividir la planta y tener una maceta nueva. Explicaremos el proceso en la siguiente sección. 

 

Propagación de la lengua de suegra

La planta lengua de tigre se puede propagar con gran facilidad, por medio de esquejes o seccionando partes de sus hojas. Si decides utilizar esquejes, puedes elegir alguno de los brotes jóvenes de la planta (suelen estar en las orillas). Utiliza un cuchillo con suficiente filo y previamente desinfectado para cortar el rizoma que lo une a la planta madre, asegurándote de conservar un poco de las raíces. En este caso, solo deberás colocar el esqueje en una nueva maceta. 

Si no tienes un esqueje disponible, puedes tomar una de las hojas y seccionarla; introduce siempre la sección que apuntaba hacia la tierra, originalmente, cuando la hoja estaba unida a la planta. Deberás regar regularmente la maceta y esperar algunas semanas a que las raíces aparezcan. En este momento, ya puedes colocar las nuevas plantas en su lugar definitivo.

 

Datos interesantes

Aunque no se cultiva por sus flores, cabe destacar que las lenguas de suegras maduras son capaces de producir hermosas inflorescencias perfumadas de color blanco o amarillo. En este sentido, si tienes una sansevieria, la flor aparecerá eventualmente a finales del verano, después de haberla cuidado por varios años.

Finalmente, queremos mencionar que es recomendable mantener a los perros y gatos alejados de las hojas de esta especie, ya que pueden ser irritantes para ellos si las ingieren o las manipulan.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS