Información sobre la planta aspidistra

Última actualización: 07.10.22

 

Las plantas de interior más utilizadas son aquellas capaces de adaptarse a las condiciones de luz y temperatura que predominan dentro de los hogares. Desde finales del siglo XIX, una especie que ha ganado popularidad por su resistencia y belleza es la aspidistra, cuyo cultivo es muy simple.

 

Muy conocida por sus flores carnosas, que aparecen eventualmente en la superficie de la tierra, la aspidistra elatior o pilistra es una planta proveniente de China, aunque también es cultivada en Japón, India, Vietnam y países circunvecinos.

 

Orígen

El hábitat natural de las pilistras es la selva. En este ambiente, a diferencia de otras plantas que trepan para poder alcanzar los rayos del sol, la aspidistra logró adaptarse para sobrevivir con la poca iluminación que llega al suelo. Este es el motivo por el que viene muy bien como planta de interior.

Por otro lado, sus órganos le permiten conservar reservas, tales como agua y nutrientes, para utilizarlos cuando sean escasos. De esta forma, es una especie que puede tolerar la falta de agua y abono.

Dadas estas cualidades, podemos afirmar que, si quieres tener plantas en casa, pero eres principiante o un jardinero olvidadizo, puedes elegir una aspidistra. Los cuidados son mínimos y puede dar un toque de color a tu hogar. Además, se adaptará bien a sitios con poca iluminación, siendo la opción ideal para pasillos, porches y vestíbulos.

 

Características principales

La planta aspidistra destaca por su follaje, que puede presentar tonos de un verde intenso, pero también existen variedades (más de 300 identificadas) que pueden incluir patrones de líneas a lo largo de sus hojas o sutiles puntos claros, que la hacen aún más decorativa. Tal follaje puede llegar a medir 70 centímetros de altura y cada hoja puede tener 5 cm de ancho.

Por otro lado, es una especie perenne que puede vivir hasta 100 años, según datos que ofrecen los investigadores. Siendo así, si te decides a tener una en casa, es posible que la heredes a tu descendencia.

En lo que respecta a sus flores, cabe mencionar que se echan en falta cuando se cultiva en interiores, dado que en estas condiciones es muy raro que aparezcan, no obstante, son bastante peculiares. En el caso de la pilistra, la flor aparece a ras del suelo y tiene un tamaño aproximado de 5 cm de diámetro y una forma similar a una estrella de 8 picos. Su color es de un tono rojo oscuro o con variaciones púrpuras y zonas de color marfil. 

Cuidados de la aspidistra

Humedad

Las aspidistras no son muy exigentes en cuanto al riego. De hecho, podrías salir de vacaciones y a tu regreso estarán tan verdes como siempre. No obstante, es algo que no te recomendamos repetir varias veces durante el año.

Deberás regarla a razón de una vez por semana, considerando que el riego deberá ser más abundante en primavera y verano, pero siempre evitando encharcamientos. En otoño, deberás tener cuidado de permitir que el sustrato se seque entre riegos.

Sustrato

Para que tu aspidistra pueda mantenerse sana, es mejor que le proporciones suelos arenosos o arcillosos, ya que por sus cualidades evitarán los encharcamientos y pueden conservar cierto grado de humedad. Por otro lado, no es muy exigente en cuanto al PH. En relación a esto, tolera suelos ligeramente ácidos, neutros y hasta alcalinos.

Temperatura

El rango de temperatura que soporta esta especie es muy amplio y va de los 10 a 21ºC, aunque hay algunos ejemplares que han logrado adaptarse a zonas con climas más extremos. Sin embargo, te recomendamos no tenerla cerca de chimeneas o estufas.

Iluminación

Si es la primera vez que cultivas esta planta dentro de tu hogar y notas que tu aspidistra tiene hojas amarillas, es probable que el lugar en donde la has colocado sea demasiado luminoso. Te recomendamos llevarla a otro sitio más sombrío. De manera especial, evita que la luz del mediodía llegue a sus hojas.

Mantenimiento

Algo que preocupa mucho a quienes tienen plantas de interior es mantener las hojas brillantes y saludables. Sin embargo, conviene mencionar que esto no solo beneficia la apariencia de la planta pilistra, sino su capacidad para absorber los rayos del sol. Recordemos que, al acumular polvo, este se convertirá en un bloqueo natural de la iluminación y, si la planta se ha colocado en un ambiente muy poco iluminado, podría sufrir. Dicho esto, si te preguntas cómo limpiar las hojas de las pilistras, los cuidados no implican un gasto adicional para tu bolsillo, ya que no se recomienda utilizar ningún tipo de producto para limpieza foliar

Si tienes la posibilidad de sacarla a la intemperie en un día de lluvia, esto sería suficiente para lavarla y permitir que el nitrógeno natural que contiene sanee las hojas. Si esto no es posible, puedes utilizar un pulverizador con agua baja en sales y, finalmente, secar con un paño de algodón. Si quieres agregar brillo, puedes humedecer un paño en cerveza y frotar cada una de las hojas.

Propagación

Obtener varias plantas de una planta madre es tan sencillo como dividir sus rizomas, es decir, los tallos subterráneos que la planta utiliza como medio de reserva. No obstante, debido a que no se trata de una planta de rápido crecimiento, tendrás que esperar un poco a que la planta madure y se vuelva frondosa para multiplicarla.

Para evitar que la división se estropee, conviene esterilizar los utensilios de corte con los que realizarás la separación. Bastará con utilizar un poco de alcohol o aplicar fuego a la cuchilla. Así, se eliminan bacterias o posibles virus que dañarían a la nueva planta.

Igualmente importante es utilizar un sustrato con un poco de abono. Esto permitirá que la planta absorba nutrientes y crezca. Si utilizas un suelo de baja calidad, lo más probable es que tu nueva planta no muera, pero se mantendrá pequeña por más tiempo.

Datos curiosos

La aristocracia francesa utilizó pilistras en el siglo XIX para otorgar a sus salones una apariencia más exótica.

Hasta el momento, se desconoce si esta especie vegetal podría tener otra función adicional a la ornamental y solo se utiliza como decorativa.

El motivo por el que sus flores están debajo del follaje, prácticamente sobre el suelo, está relacionado con un pequeño crustáceo, que es quien se encarga de polinizarlas. 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS