El cuidado de la bromelia

Última actualización: 28.11.22

 

Las plantas exóticas que vemos en los jardines botánicos son llamativas por los atractivos colores en sus hojas y flores, siendo las bromelias las especies más conocidas en esta categoría. Fácil de cultivar y mantener, una planta bromelia es ideal para el interior del hogar, oficina e, incluso, el jardín.

 

Desde los Andes hasta las selvas de Brasil existe una especie vegetal que abunda en los árboles y suelos, atractiva por sus colores, características y fácil mantenimiento. Esta es la bromeliaceae, una familia con más de 1500 especies repartidas en 51 categorías que se adaptan a diferentes tipos de suelo y clima. Por esta razón, los jardines botánicos en todo el mundo dedican parte de su espacio para cultivar estas especies, ya sean de hábitat terrestre o de tipo epífitas. Es decir, aquellas que crecen en las ramas de los árboles para absorber mejor la humedad.

 

Características de la planta bromelia

Originarias de Suramérica, las bromelias se encuentran en las zonas tropicales y regiones con clima cálido-templado, extendiéndose desde el sur de Estados Unidos hasta el sudeste de América del Sur, con la excepción de pocas especies en el oeste de África.  

Sin embargo, la capacidad de adaptación de esta planta ha hecho posible que hoy se cultive en, prácticamente, todo el mundo; siendo muy valorada para el diseño de jardines exóticos, decoración de interiores, ambientaciones tropicales y mucho más. 

Las bromelias son plantas perennes, sus hojas forman rosetas que pueden alcanzar hasta 4 metros de altura. Por su parte, las flores se agrupan en racimos o espigas, representando el máximo atractivo de esta especie, por los colores diversos que pueden mostrar. Estos van desde amarillo, naranja y rojo hasta tonos rosados y púrpuras, existiendo especies bicolores. 

Como mencionamos anteriormente, esta planta puede crecer en los árboles ya que sus raíces se sostienen de troncos y ramas para absorber la humedad. Asimismo, las raíces pueden ser terrestres, pues se anclan con firmeza al suelo. Por su parte, el fruto se forma como una cápsula o baya, y en el caso de las piñas se forma una sorosis. 

Cabe destacar que la mayoría de las bromelias son de tallos cortos. Sus hojas son rígidas, simples, estrechas y con bordes espinosos, similares a una sierra. La base de estas se envuelve en el tallo, abriéndose en el ascenso una lámina acanalada que finaliza en un ápice agudo. En otras especies de esta planta la base de las hojas forma depósitos de agua de lluvia, humus y residuos de polvo atmosférico, sirviendo de hábitat para algunas especies animales. 

Bromelias para decorar

Las bromelias ornamentales para decoración de jardines e interiores es nuestro principal interés. Por ello, vamos a hablar de las especies más populares que puedes cultivar en casa. 

  • Aechmea fasciata

También conocida como florero de plata, esta planta es originaria del sureste de Brasil y pertenece a la categoría de bromelias epífitas. En este sentido, puede crecer en el suelo o en los árboles sin absorber savia o nutrientes de la planta huésped. Esta especie se caracteriza por no tener vástagos y su tamaño puede variar de 30 a 90 cm de altura. Su formato es el de una roseta basal con hojas rígidas y anchas que se arquean. Su color suele ser un verde plateado. 

En los bordes de las hojas tiene espinas negras. Su flor es, en realidad, una cabeza con forma de pirámide con flores pequeñas de color violeta. Al madurar se vuelven rojas con brácteas rosadas alrededor, permaneciendo así durante varios meses. Cabe destacar que esta planta florece una vez y después muere. 

En la base de la planta aparecen los hijos que pueden ser trasplantados cuando la bromelia madre muere.  

  • Guzmania

El nombre vulgar de esta especie es Estrella escarlata, y es la popular bromelia roja que se comercializa en viveros y tiendas de jardinería como una planta de interiores. Generalmente, la puedes encontrar florida en las floristerías durante todo el año y esto se debe a que son cultivadas en invernaderos calientes

Este tipo de bromelia es muy atractivo, pero muere al pasar el tiempo de floración en verano. Sin embargo, las nuevas plantas aparecen en los desplazamientos y pueden trasplantarse a cortezas de árboles, usando musgo para unir las raíces

Debes saber que estas plantas necesitan mucha humedad y temperatura cálida, por lo que es importante exponerlas a una buena iluminación, sin tener luz directa del sol. 

Asimismo, los sustratos (si pulsas aquí, encuentras varias opciones para comprar) para esta bromelia escarlata deben ser ácidos, compuesto principalmente de mantillo de hojas, materia orgánica y turba.

  • Bromelias Tillandsias

Esta planta es conocida como clavel del aire en algunos países y es originaria del sur de Estados Unidos, Sudamérica tropical, Argentina y Chile. Su principal característica son las hojas finas, a diferencia de las especies anteriores. También se distingue por la hermosa flor fucsia que brota en el centro de la planta.

En su hábitat natural, el clavel del aire crece sobre árboles o rocas, pero no es una planta parásita, solo quiere evitar la luz directa del sol. Esta especie se alimenta de los nutrientes que están en el aire, específicamente de la humedad y partículas, a través de unas escamas que retienen agua. Además, sus raíces son como ganchos que se fijan a los soportes, ya sean rocas o troncos.

Los cuidados de la bromelia Tillandsias son muy simples. El riego no debe ser abundante, solo basta con pulverizar las hojas con agua 3 veces a la semana y en una de esas veces añadir abono foliar. Por otro lado, esta planta puede tardar años para florecer y una vez que lo hace, muere. Pero, en las raíces crecen los hijuelos que se extraen para su cultivo.

El exótico atractivo de las bromelias nos hace creer que son plantas de alto mantenimiento, pero no es así, tampoco necesitas habilidades especiales de jardinería. Solo debes colocarlas en espacios bien iluminados, sin luz directa del sol. 

Para saber si la planta necesita agua, debes revisar que el suelo que la rodea esté casi seco. También, puedes tener un plan de riego semanal, o en el caso del clavel del aire, pulverizar agua en sus hojas 3 veces por semana, reduciendo el riego en invierno. 

Y si quieres decorar con esta planta dentro de tu hogar, pero no sabes dónde colocarla, puedes considerar tenerla en el baño por la humedad que se acumula en este espacio. Sin embargo, no olvides que necesita ser una habitación iluminada, pues es fundamental para mantener la bromelia saludable.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS