¿Cómo plantar esquejes de rosas?

Última actualización: 28.11.22

 

La rosa es la planta más utilizada y estudiada, en lo referente a hibridaciones y selección. Actualmente se conocen alrededor del mundo más de 30.000 variedades y cada vez aparecen nuevas especies. Las rosas siempre aportan belleza y aroma a los espacios y cultivarlas no es una tarea exclusiva de expertos jardineros.

 

Las rosas son, para muchos amantes del romanticismo, las flores preferidas; dada su singular belleza y aroma. Cuando de cultivar rosas se trata, más que una labor de jardinería es una tarea relajante que todo apasionado de estas flores disfruta.

Sin embargo, para lograr una planta saludable se deben tomar en cuenta aspectos como cuándo plantar rosales, a fin de hacerlo en la época del año más conveniente. También es importante evaluar la calidad del sustrato, el drenaje de la maceta, el adecuado control de plagas, la poda necesaria y por supuesto, el riego.

En este sentido, en zonas donde el calor es extremo el riego debe ser diario; así mismo, si el calor es moderado podría bastar con regar las plantas cada tres días. También se podría involucrar a los niños en esta actividad y utilizar para ello una pistola de agua.

Así mismo, en el caso de que se desee cambiar de lugar esta planta y no se conozca la técnica adecuada de cómo trasplantar un rosal; lo más aconsejable es hacerlo primeramente en una maceta y posteriormente pasarla a la tierra.

La multiplicación por esquejes

Las rosas pueden cultivarse utilizando varios métodos tales como injerto, semillas, acodo o utilizando sus propios esquejes. Es decir, pedazos de los tallos que se obtienen en las diferentes etapas de madurez de la planta. Plantar rosales por esquejes es la técnica que aplican los viveros para el desarrollo de una nueva planta, a partir de una porción de su tallo.

El método convencional para reproducir rosales por esquejes es utilizando una maceta con sustrato; sin embargo, también existen otras técnicas alternativas como introducir los esquejes de rosal en una patata, usar bolsas de plástico o el cultivo en hidroponía; el cual no es otro que poner los esquejes en agua.

El común denominador de estos métodos está relacionado con las condiciones ambientales que favorecen cómo cultivar esquejes en interior o en invernaderos. En tal sentido, es fundamental que los tallos o brotes cortados estén ubicados en un lugar donde la temperatura oscile entre los 18 y los 21ºC. También es aconsejable que no reciban luz directa del sol y además, es necesario que el esqueje cuente con una elevada humedad.

 

La técnica de hacer esquejes de rosas

Aunque muchos ignoran cómo hacer esquejes de rosas, esta técnica no es tan complicada como se piensa, ya que esta planta es muy flexible en cuanto a echar raíces se refiere. La obtención de los esquejes en rosales puede realizarse a partir de tres diferentes tipos de tallos: tallos suaves, tallos semiduros y tallos duros.

Los esquejes obtenidos de tallos suaves son aquellos que suelen echar raíces de una manera más rápida y fácil. Pueden cortarse terminando la primavera y comenzando el verano; etapa en la cual estos tallos flexibles comienzan a madurar. Los tallos de calidad deben tener como mínimo el tamaño de un lápiz y deben obtenerse de una parte de la planta que está ubicada debajo de las flores, una vez perdidos sus pétalos.

Con respecto a los esquejes de tallos semi duros, estos se obtienen en la temporada que va desde finales de verano hasta comienzos de otoño; momento en que los tallos nuevos han madurado de forma parcial.

En relación a los esquejes obtenidos de tallos duros, son aquellos que tardan en echar raíces y cuando lo hacen, es con mayor dificultad. La mejor temporada para cortarlos es terminando otoño y comenzando el invierno, ya que los tallos nuevos ya han madurado, han endurecido y se encuentran en estado inactivo o latente.

Sin embargo, si la tarea de cómo reproducir rosas no ha resultado tan exitosa como se espera, en el mercado existen productos con los cuales se pueden tratar los esquejes y estimular un óptimo desarrollo de sus raíces; se trata de las hormonas para el crecimiento de las raíces, gracias a lo cual enraizar esquejes más rápido es posible y sin mucho esfuerzo.

Aunque tiene fama de ser una planta complicada, la gran mayoría de rosas prospera en jardines de casas. A cualquier aficionado de la jardinería le resultará sencillo aprender cómo sembrar rosas y multiplicarlas para tener en su hogar los más bellos rosales.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS