Cuidados de la Costilla de Adán

Última actualización: 28.11.22

 

Conocida como costilla de Adán, la monstera deliciosa se recomienda como una buena opción para quienes no se deciden a cuidar una planta. Sus bellas hojas han logrado cautivar a los decoradores de interiores, y no es para menos, ya que su tono intenso y la forma peculiar de sus hojas atrae la atención.

 

Como una muestra muy clara de que la flora es capaz de adaptarse a casi cualquier circunstancia, la monstera, planta trepadora de climas tropicales, puede tolerar bien la falta de luz. Suele crecer a la sombra de árboles a los que se sujeta por medio de raíces aéreas. Por esta razón, es utilizada como planta de interiores. De igual forma, dada su resistencia y pocos cuidados, una monstera puede ser un buen regalo para alguien que desea una planta, pero se siente preocupado por no saber cómo cuidarla.

Su nombre común no tiene nada que ver con Adán o la historia bíblica, sino con el hecho de que sus hojas, conforme van madurando y creciendo, comienzan a seccionarse hasta tener tal cantidad de grietas que parecen un costillar. Ahora bien, podría interesarte saber que en otros lugares se le conoce como piñanona o ceriman, debido a que el fruto de la costilla de Adán tiene un sabor similar a la piña o la guanábana.

Sus grandes hojas de tono verde intenso son parte de su encanto. Basta con tener un par de ellas para que la planta sea capaz de atraer las miradas. Además, su capacidad de trepar le permite alcanzar hasta los 3 metros, cuando está en interiores. Su flor, por otro lado, se asemeja mucho a la de las calas, siendo de color blanco y con un centro de color intenso, que después dará lugar al mencionado fruto.

Cuidados en interiores

En cuanto a la exposición a la luz, como hemos dicho, es bastante tolerante. A diferencia de otras plantas de interiores, que necesitan estar cerca de una ventana, la costilla de Adán podrá estar en casi cualquier lugar de la casa, ya sea bien iluminado o sombrío. Además, se trata de una planta muy longeva, capaz de sobrevivir por alrededor de 50 años. Así que, visto desde otro punto de vista, comprar una costilla de Adán puede ser una buena inversión, porque podrá permanecer hermosa y decorar tu hogar durante mucho, mucho tiempo.

Para evitar daños inesperados, se recomienda no ponerla muy cerca de radiadores, ya que afectará la cantidad de humedad ambiental que la rodea. No obstante, si ya tienes una costilla de Adán con hojas amarillas, puede deberse a un exceso de luz solar directa o a un riego excesivo. En ambos casos, hay que atender el problema que lo causó. Es decir, cambiarla a un lugar con menos luz o, bien, dejar que el sustrato seque y proporcionarle un riego más moderado.

En cualquier caso, es conveniente rociar cada hoja de la costilla de Adán con agua descalcificada y de manera periódica. Tal acción ayudará a la planta a verse siempre fresca y con hojas saludables. En caso de que alguna comience a deteriorarse, conviene retirarla para que no les quite vitalidad a las demás.

En cuanto al riego, al estar dentro del hogar, la costilla de Adán necesita menos riego que cuando está al exterior. Así, regarla de una a dos veces por semana, revisando siempre que no se acumule el agua, podría ser más que suficiente.

Si te preguntas por sus flores, la única desventaja de tenerla en interiores es que difícilmente las verás, y mucho menos podrás disfrutar de sus frutos. Sin embargo, la belleza de sus hojas puede compensar este inconveniente.

 

Cuidados en exteriores

Como hemos dicho, la planta costilla de Adán no es muy exigente. Cuando se tiene acceso a un espacio de tierra en el jardín que permita plantarla en el exterior, solo se deberá tener cuidado que no quede sujeta a sustratos que se encharcan. Aunque proviene de climas tropicales, no tolera la humedad excesiva en las raíces. En cambio, requiere de un buen drenaje. Por tanto, es apropiado recurrir a un suelo ligeramente arenoso.

Por otro lado, si no queremos caer en recurrir constantemente a la poda de la planta monstera, entonces hay que ofrecerle un tutor resistente que pueda sostenerla, ya que si las condiciones son propicias, y se le cuida adecuadamente, puede alcanzar en exteriores la sorprendente longitud de 20 metros.

 

Temperatura

Independientemente de que tengas en interiores o exteriores, al tratarse de una planta tropical, es sensible al frío y no deberá descender más de los 8 grados.

Reproducción

La costilla de Adán da fruto, por lo que es una planta preparada para reproducirse a través de semillas. Sin embargo, un método más rápido al que recurren los aficionados para multiplicarla es a través de esquejes. Así que, si tienes un conocido con una costilla de Adán, los esquejes que te obsequien, con al menos dos hojas, serán suficientes para que en poco tiempo tengas una nueva planta.

Para que este método tenga éxito, el esqueje en cuestión debe colocarse en un frasco. El sustrato a utilizar debe estar constituido por la misma cantidad de turba que de arena, con humedad, pero sin excederse. A continuación, se recomienda cubrir el frasco y colocarlo en una zona que alcance los 25 ºC durante el día, que preferentemente tenga luz intensa. En cuanto aparezcan las nuevas hojas, se podrá trasplantar la nueva costilla de Adán a su lugar definitivo. 

 

Datos curiosos de la planta monstera

Aunque se conoce y prolifera desde México hasta Argentina, la monstera no forma parte de ninguna gastronomía, a excepción de la de Guatemala. Y el hecho de que se le llame “deliciosa” combina muy bien con las cualidades de su fruto. No obstante, nunca debe comerse antes de madurar completamente, ya que puede causar reacciones desagradables, como picazón y ampollas.

De igual manera, deberás tener cuidado con la hoja de Adán y su cercanía con los perros y gatos del hogar. Lo mejor es que, en caso de tener estas mascotas, te asegures de que no tengan fácil acceso a ella, evitando las macetas cerca del suelo o que la planta cuelgue, para que no jueguen con ella, ya que la hoja de monstera es tóxica también para ellos.

Habrás podido darte cuenta de que, en realidad, no hay que otorgar a la monstera cuidados extenuantes ni frecuentes. A pesar de ello, es una planta que podría convertirse en el foco de atención si la colocas en el lugar adecuado.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS