¿Cuándo realizar el mantenimiento a una bomba de agua?

Última actualización: 28.11.22

 

Las bombas de agua son aparatos de gran utilidad para agilizar la distribución del agua, pero su mantenimiento es un tema que no todos tenemos claro. Por tal razón, debemos tomar en cuenta algunos aspectos para garantizar su vida útil y así evitar futuros problemas en el sistema hidráulico de tu edificio, local comercial o casa.

 

Un buen mantenimiento es la mejor forma de garantizar el funcionamiento óptimo de una bomba de agua, sobre todo si es un equipo encargado del abastecimiento del agua en residencias o para la limpieza de piscinas y acuarios de gran tamaño, ya que su cuidado debe ser mayor en estos casos. Por esta razón, es necesario realizar evaluaciones precisas en cuanto a su desempeño para prevenir posibles problemas, ya sea que el material de su estructura no esté prestando la resistencia esperada o que presente fallas durante su funcionamiento. En este sentido, podemos organizar las tareas de mantenimiento por períodos de tiempo, en los que debes realizar actividades diarias, mensuales y anuales.

 

Supervisión diaria

Para el mantenimiento diario solo debes prestar atención al estado de la bomba de agua, lo que no te tomará mucho tiempo y puedes notarlo de forma fácil durante su uso. Es recomendable comprobar que la velocidad establecida de la bomba corresponda al caudal de salida del agua, de no ser así, puede tratarse de un problema eléctrico o ser consecuencia de una obstrucción en las tuberías. También, es necesario examinar las bridas de la bomba, con el objetivo de encontrar posibles fisuras, uniones incorrectas, fugas o desgastes de partes deterioradas u oxidadas. Si este es el caso, será necesario reemplazar la pieza cuanto antes para evitar problemas mayores.

Mantenimiento mensual

La supervisión mensual del aparato requiere un poco más de tiempo, pero hay que ser estrictos, ya que incorpora las tareas más importantes. En principio, debes examinar los sellos y repararlos en caso de que estén dañados, ya que por la presión constante del agua es posible que estos pierdan efectividad. De igual forma, debes comprobar los puntos de montaje de la bomba, que deben estar tan firmes como lo estaban durante la primera instalación. En este caso, puedes ajustar los tornillos de ser necesario y verificar que el aparato no se mueva excesivamente con la vibración después de su activación.

Por otro lado, según las especificaciones de tu bomba de agua, es recomendable que lubriques los cojinetes. Estos son los rodamientos que reducen la fricción entre el eje de la bomba y los rodetes, facilitando su deslizamiento y reduciendo el rozamiento, por lo que siempre deben estar correctamente lubricados. También, es recomendable que limpies los filtros para garantizar la pureza del agua, así como para evitar obstrucciones por suciedad.

En cuanto al motor, es bueno eliminar la acumulación de polvo, grasa y suciedad en su superficie. Aunque este tenga una estructura robusta, sigue siendo un aparato eléctrico, por lo que hay que protegerlo de la humedad y de los agentes externos, a menos que sea una bomba de agua sumergible, que por lo general tienen otro funcionamiento y un nivel más alto de resistencia. En todo caso, lo más apropiado es que reemplaces los acoplamientos del motor, ya que de esta manera obtendrás siempre una óptima salida de agua.

 

Análisis profesional anual

Para el mantenimiento anual es importante que lo vea un profesional en hidráulica, ya que es capaz de realizar un diagnóstico completo de la bomba, así como efectuar los ajustes necesarios y restaurar las piezas de mecánica que deban ser reparadas. Los expertos en este tipo de tareas también suelen llevar a cabo una prueba de vibración, que detecta cualquier tipo de patrones anormales en las ondas del agua, así como un estudio con ultrasonidos, indicado para localizar problemas u obstrucciones en el interior de las tuberías. No menos importante, es realizar una medición de temperatura, de esta manera, te aseguras de que el motor esté funcionando de forma correcta.

Consideraciones adicionales para el mantenimiento de una bomba de agua

Además de estas actividades periódicas de mantenimiento preventivo, podría ser necesario revisar la garantía y vida útil prometida por el fabricante, ya que así puedes prevenir un posible cambio de bomba. La mejor bomba de agua suele ser aquella que brinda mayor durabilidad, sin embargo, la calidad de la misma también depende del uso que le des, por lo que en algunos casos puedes realizar mantenimiento de forma bimestral o incluso semestral.

En este sentido, es importante mencionar que la frecuencia para el mantenimiento de la bomba puede variar según el modelo del que dispongas. Por ejemplo, las bombas de recalque o aquellas que distribuyen el agua a edificios pudieran necesitar una revisión constante, ya que su funcionamiento es continuo y excesivo dependiendo de la cantidad de personas que se beneficien de una fuente de agua específica.

Es bueno saber que algunos fabricantes ofrecen servicio técnico para las bombas, lo que debes tener en cuenta en el momento de la compra. Entre estos beneficios está la reparación de los daños, asesoría y respuestas en cuanto a su funcionamiento, instalación profesional, acceso a repuestos y promociones en cuanto a otros tipos de modelos que pudieran servir para diferentes áreas de la casa o local.

Entre otras opciones, es importante recordar siempre apagar la alimentación eléctrica de la bomba antes de realizar cualquier tipo de modificación o revisión, evitando siempre poner en peligro tu integridad física. Dependiendo del lugar donde instales la bomba, también es apropiado utilizar ropa impermeable y guantes cuando decidas acercarte.

Sin importar el tipo de bomba del que dispongas, debes tener presente que el mantenimiento no es una opción que debes considerar o una simple revisión de apoyo, sino que conforma un sistema estratégico que reduce los costes en reparaciones a mediano y largo plazo. Además, un buen mantenimiento puede aumentar en gran medida las capacidades de la bomba, como mejorar su velocidad o cambiar los patrones de salida del agua cuando corresponda.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS