¿Cómo usar de forma segura la sierra de arco?

Última actualización: 28.11.22

 

Como ocurre con la mayoría de las herramientas manuales y eléctricas, el uso de la sierra de arco implica ciertos peligros para la integridad física del usuario. Sin embargo, estos riesgos pueden pasar desapercibidos a simple vista, por lo que vale la pena recordarlos y mencionar algunos consejos para trabajar de la forma más segura posible.

 

La sierra de arco tiene una larga historia relacionada con la necesidad de protección contra el clima y animales feroces, que obligó al hombre primitivo a crear herramientas para construir viviendas y muebles principalmente hechos con la madera de los árboles disponibles a su alrededor. Por lo tanto, en la Edad Media y el renacimiento fue un utensilio de uso común en muchas partes del mundo. A pesar de tener ciertas diferencias en cuanto al diseño, en su mayoría contaban con un marco y una hoja metálica con pequeños dientes. En algunos casos, era añadido un mango para sostener la herramienta con mayor comodidad.

No es difícil pensar que el uso de esta herramienta en su versión más antigua pudo haber causado accidentes dentro de las comunidades primitivas, por lo que con el paso del tiempo hemos ido aprendiendo ciertas prácticas que permiten evitar cortes por el uso de este y otros aparatos similares. En la actualidad, la sierra de arco es utilizada sobre todo para cortar metales, pero sigue siendo un objeto peligroso, por lo tanto, es bueno recordar cuáles son los riesgos que implica y revisar algunas formas de darle un uso más seguro.

 

Conociendo la sierra de arco

Una forma básica para evitar accidentes con las herramientas es conocer las partes que la conforman. En este caso, la sierra de arco está compuesta por tres partes; el bastidor, la hoja y el mango. Por lo general, el asa de los modelos modernos tiene un recubrimiento especial de goma antiresbalante, que permite una sujeción más firme para un corte preciso. La hoja puede variar de un modelo a otro, pero por lo general tiene estrías afiladas para cortar el material con un movimiento de ida y vuelta, aplicado directamente por el usuario.

La forma más segura de usar la sierra de arco

Lo primero que debemos pensar es que estamos ante un aparato manual con un metal afilado, por lo que debemos proteger las manos. En este caso, existen guantes especiales de fibra de vidrio, poliéster, cuero y spandex. Estos materiales son anticorte, por lo que protegen muy bien la piel y los dedos. Sin embargo, es bueno aclarar que están indicados para aparatos manuales, ya que en el uso de herramientas de rotación, como en el caso de las sierras circulares, los guantes pueden ser contraproducentes y quedar atrapados en la máquina con mayor facilidad.

Si no cuentas con guantes especiales para este fin, es importante que mantengas las manos alejadas de la hoja de corte. Además, se recomienda retirar las pulseras, anillos, relojes, así como cualquier otro accesorio de los dedos, manos y muñecas. Esto te permitirá una mayor libertad de movimiento a la vez que impide el atasco de la hoja durante el movimiento de ida y vuelta al cortar.

Ya sea que estés cortando madera, metal o plástico, es común que salten virutas del material hacia todas partes, por lo que debes proteger tus ojos. Las gafas de seguridad transparentes son una muy buena opción, ya que permiten visualizar correctamente la pieza que estás cortando y al mismo tiempo impiden que los residuos más pequeños alcancen la vista. Estas gafas por lo general son de policarbonato y otros plásticos muy duros, por lo que resisten los fragmentos diminutos y puntiagudos de metal, madera, entre otros.

En cuanto a la ropa, es recomendable utilizar prendas ajustadas para mayor comodidad, además, esto evita que las telas queden atrapadas entre la hoja y la pieza de trabajo. Para mayor seguridad, puedes utilizar ropa de seguridad para proteger el resto del cuerpo. Este tipo de vestuario está diseñado especialmente para resistir el impacto de esquirlas, sin embargo, puede ser caluroso, por lo que no es una buena opción durante el verano.

El calzado puede ser cualquiera, siempre que cubra la piel en su totalidad. Es bueno saber que existen zapatos diseñados con una pieza de metal en la punta, para proteger correctamente si la sierra de arco cae de forma accidental sobre tus pies. Si no cuentas con presupuesto para esto, entonces puedes utilizar los más resistentes que tengas.

Otras medidas de seguridad importantes

Aunque tengas la mejor sierra de arco, como toda herramienta de corte su uso amerita ciertos cuidados. Revisa todo lo que tengas alrededor de la pieza de trabajo, lo más recomendable es tener el espacio libre de objetos y personas. Comprueba que la hoja está tensada y bien sujeta al marco antes de iniciar. En este punto es importante recordar que las hojas viejas y muy gastadas pueden romperse causando graves accidentes.

Para comenzar a cortar alguna pieza de trabajo, es bueno inclinar la hoja de la sierra, tirando de la herramienta en primer lugar, esto permite realizar la primera muesca y brinda mayor control de la herramienta, por el contrario, si empujas a la primera es posible que pierdas el equilibrio y termines haciendo un corte errado, lo que aumenta el riesgo de heridas.

Otro de los consejos básicos que brindan los expertos es que debes asegurarte de que la pieza que deseas cortar esté bien sujeta para que no pueda moverse durante el proceso, esto brinda mayor seguridad y también un corte más limpio para lograr acabados profesionales en casa.

La postura de tu cuerpo es fundamental durante el corte, sobre todo si realizas este tipo de trabajo constantemente, ya que a la larga podrías tener desórdenes musculoesqueléticos. Por esta razón, debes adoptar una posición en la que aproveches al máximo la fuerza de tu propio peso al inclinarte sobre la pieza, pero sin estar demasiado encorvado. 

En cuanto a la velocidad, no debe ser demasiado rápida ni muy lenta, sino media y constante, para que puedas cortar con mayor control de tu propia fuerza. Si estás cortando un tubo, puede ser de gran ayuda que vayas girando el mismo conforme traspasas su pared, mientras que los perfiles son más fáciles de cortar si comienzas por la parte más ancha.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS