Cómo decorar paredes con césped artificial

Última actualización: 07.10.22

 

Cuando hablamos de instalar césped artificial, siempre pensamos en la zona de los suelos de nuestro jardín o terraza. Sin embargo, el moderno césped artificial también puede instalarse en las paredes, dando un aspecto diferente a cualquier entorno.

 

El césped artificial se ha convertido en una alternativa interesante al césped natural para aquellas personas que no quieran perder mucho tiempo cuidando del jardín. Una solución que, además, es mucho más polivalente en su instalación y que permite ahorrar agua, puesto que apenas necesita riego. Sin embargo, hay una ventaja adicional de este césped artificial, en la que no mucha gente suele reparar. 

Hablamos en la posibilidad de instalar este césped en cualquier pared, lo que supone una nueva herramienta decorativa y amplía las posibilidades de darle una imagen diferente a cualquier entorno. Un planteamiento en el que no tienes más que recurrir al mejor césped artificial que encaje en tu proyecto y proceder a su instalación. Vamos a conocer algunos detalles más al respecto de esta nueva tendencia y cómo puedes ejecutarla en tu hogar.

 

Llegan las paredes verdes

Una de las últimas tendencias en el mundo de la decoración son las llamadas paredes verdes. Estas se crean tapizando con material vegetal cualquier pared convencional. No obstante, hasta la llegada del césped artificial este proceso resultaba complejo, puesto que había que crear una base estable sobre la que el césped pudiera crecer y desarrollarse de manera adecuada.

Sin embargo, la llegada del césped artificial simplifica este procedimiento y evita los problemas relativos tanto a la instalación como al mantenimiento posterior de estas paredes verdes. Un proceso mucho más sencillo y que no impide que esta pared verde mantenga su buen tono. De hecho, los céspedes artificiales actuales tienen una vida útil estimada de unos 15 años, durante los que el producto no pierde su color ni su tono.

Por si fuera poco, este material tiene la ventaja de que puede instalarse con la misma comodidad tanto en interiores como en exteriores, lo que multiplica las opciones de instalación del producto y el universo de tu imaginación a la hora de crear todo tipo de entornos con los que decorar tu hogar. Solo tienes que elegir el mejor césped artificial conforme a tus preferencias y ponerte manos a la obra.

Aplicaciones del césped artificial en las paredes

Para que tengas algunas referencias al respecto, vamos a darte algunas ideas de cómo decorar paredes con césped artificial. Una de las principales aplicaciones de este césped son las vallas interiores de nuestro jardín. Una solución con la que crear un bonito rincón para relajarte o bien para completar el diseño interior de las vallas de tu jardín, cambiando el aspecto convencional por una bonita pared vegetal artificial. Además, este césped tiene la ventaja de contar con una base tupida, de modo que podrás librarte de las miradas indiscretas hacia el interior de tu jardín.

Otra opción para la instalación en exteriores es el revestimiento de paredes. Puede ser la pared de tu jardín, una fachada de tu casa o incluso todo el exterior, conforme te convenga. Como propuestas, podemos apuntar a la pared de acceso al jardín, lo que permite integrar mejor la misma de forma elegante, o bien las paredes de la caseta del jardín, para darles un mejor aspecto a las mismas. De nuevo, las posibilidades son infinitas, hasta donde tu imaginación quiera llegar.

Respecto de los interiores, el césped artificial puede utilizarse de la misma manera en que emplearíamos un papel pintado o cualquier otro recubrimiento de pared de corte tradicional. Así que este césped puede servirnos para darle un toque diferente al recibidor, para tapizar una pared concreta o, si lo prefieres, para el pasillo o cualquier otro entorno. La amplia variedad de materiales y acabados existentes da mucho juego a la hora de elegir el diseño que mejor le convenga a tu proyecto de decoración.

 

Cómo instalar césped artificial en paredes

Para que te sea más fácil tomar una decisión, también puede serte útil saber cómo instalar este césped artificial en paredes. Un proceso que no dista mucho de las instalaciones sobre el suelo. Además, una vez montado, no requiere de mantenimiento alguno más allá de la propia limpieza del material.

Para ejecutar esta instalación, es conveniente partir de una base de pared cruda y que no esté pintada. En algunos casos, se recomienda la instalación de un tablón fino como base, si queremos tener la posibilidad de retirar el césped y recuperar el acabado original. Sin embargo, esto tampoco es imprescindible. En caso de que lo instalemos sobre la pared, conviene que la misma tenga un acabado poroso, para que el adhesivo pueda hacer bien su trabajo y el material no se caiga con el tiempo.

Prepararemos la base con el mismo adhesivo correspondiente, que deberemos verter de arriba abajo. Es necesario recortar previamente el material para ajustarlo a las medidas concretas de la pared, que deben reproducirse con total fidelidad para lograr un buen ajuste de la plancha de césped artificial. Respecto de la instalación propiamente dicha, empezaremos la misma por la parte superior, de la misma manera en que instalaríamos un papel pintado tradicional. 

Como truco, es muy recomendable que coloquemos las briznas hacia arriba durante el proceso de instalación. Esto permite que el peso del material quede correctamente distribuido y consigamos un acabado mucho más interesante, frente al acabado plano que se obtiene si se realiza la instalación a la inversa.

Un par de precauciones

Hay un par de detalles que conviene conocer a la hora de plantear estas instalaciones. Uno de ellos es el hecho de que estas planchas de césped artificial tienden a acumular calor, de modo que en caso de que quieras realizar la instalación en las paredes de tu hogar tendrás que tenerlo en cuenta, pudiendo incluso usarlo para aprovechar mejor la luz solar durante el invierno.

El otro consejo se centra principalmente en las instalaciones en interiores. Es fundamental que estas instalaciones se mantengan limpias, dado que el césped puede acumular algo de polvo, especialmente si el mismo es muy fino. Por suerte, con darle una simple pasada con el aspirador podemos dejar el mismo impoluto. Algo que deben tener en cuenta los usuarios con problemas de asma o alergias.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS